Gallardo le puso picante al Boca-River que definirá el primer finalista de la Copa

El uruguayo Nicolás De La Cruz será titular en el partido que se jugará a las 21.30 en La Bombonera.

0 618

Hace tiempo que los futboleros esperaban la llegada de este día. A las nueve y media de la noche, una de las rivalidades más tradicionales del deporte rey, Boca-River, se reeditará para definir al primer finalista de la Copa Libertadores 2019.

El partido que se jugará en La Bombonera tendrá presencia uruguaya, pues el «Muñeco» Gallardo confirmó el equipo que intentará hacer valer el 2-0 que consiguió en la ida, y en él figura Nicolás De La Cruz, quien la descosió en el duelo inaugural de la serie.

Los once «millonarios» serán Franco Armani; Gonzalo Montiel, Lucas Martínez Quarta, Javier Pinola, Milton Casco; Enzo Pérez; Nicolás de la Cruz, Exequiel Palacios, Ignacio Fernández; Rafael Santos Borré y Matías Suárez.

Por el lado de Boca, Gustavo Alfaro no confirmó aún el equipo que saldrá a buscar el milagro (palabra que cabe cuando enfrente al mejor equipo del continente con un 2-0 a favor), pero el que paró en la práctica de ayer estuvo compuesto por Esteban Andrada; Julio Buffarini, Lisandro López, Carlos Izquierdoz, Emanuel Mas; Eduardo Salvio, Iván Marcone, Agustín Almendra, Alexis Mac Allister; Carlos Tévez y Ramón Ábila.

Según cómo se mire

Los entrenadores no comparten su punto de vista sobre la relevancia que encierra el partido de esta noche.

Por su parte, Alfaro no dudó en afirmar que «el martes será el partido más importante de mi vida. A pesar de que he ganado campeonatos internacionales, es por la significación, la trascendencia, lo que representa el partido… El rival. Así lo estoy viviendo y así lo voy a afrontar».

Pero el «Muñeco», distanciándose de su colega y añadiéndole algo de morbo al asunto, consideró que «el partido de mi vida ya lo jugué y fue en Madrid (donde River le ganó a Boca la última final de la Libertadores). De mi vida deportiva, está claro. El de mañana (hoy) es un partido muy importante, es un nuevo desafío. Nada más que eso».

«Las estadísticas no cuentan»

En los últimos años, River ha acumulado varios antecedentes positivos ante Boca. Además de la recordada final en Madrid, los «millonarios» se impusieron en los últimos cruces directos entre ambos, lo que crea un aura de superioridad que luego se ha confirmado en la cancha.

Sin embargo, para Gallardo los antecedentes «no cuentan. No tenemos en la cabeza estadísticas. Vivimos el presente. El equipo está focalizado. No pensamos en lo que sucedió anteriormente. Es un desafío, iremos a buscar la clasificación para jugar una nueva final de Libertadores».

Además, el 2-0 a favor hace que muchos crean que es prácticamente imposible que los «xeneizes» den vuelta la historia, para lo que deberían imponerse por el mismo tanteador y ganar por penales o triunfar por una diferencia de más de dos goles.

«En cuanto a las posibilidades, estamos preparados de acuerdo a las formas, sin resignar lo nuestro. Sin pensar que vamos a cuidar el resultado. No es nuestra idea. Intentaremos buscar el resultado que nos dé tranquilidad, hacer un gol. Que juegue con la desesperación de Boca, más allá de cómo se presente el partido. Podemos sufrir, lo entendemos. Estamos preparados para todo», sostuvo el «Muñeco».

«Ya nos han dado por muertos»

Mientras tanto, Alfaro confía plenamente en su equipo al que, recordó, ya han dado por eliminado anteriormente durante esta Libertadores.

«Nos daban por muertos en octavos, cuartos y semifinales. Vamos para adelante, vamos a seguir luchando», comentó.

Por último, contestó si cree que es justo que su trabajo vaya a valorarse de acuerdo al resultado de esta serie, pese a que ha hecho muchas cosas positivas desde que llegó a Boca.

«Sé lo que he hecho y el estado de situación. Las cosas no las mido por un resultado, si es exitoso o fracaso por si ganaste o perdiste. Hay cosas que se han hecho, algunas alcanzan, otras no. Las cosas que hice las volvería a hacer de la misma manera porque era la forma que había que hacerlas», indicó.

La mesa está servida para volver a disfrutar uno de los mejores clásicos del planeta.

También podría gustarte

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.