publicidad gratis de autocultivoFuman porros y dejan de ser nazis

Las hermanas Sieg Hiel, que formaban un grupo de teen pop supremacista, con temas como “Hitler is my Hero” y letras que negaban el Holocausto, han abandonado este sendero para abrazar la conciencia social, las flores y el activismo en pro de la legalización de la marihuana. Una planta, que dicen, salvó sus vidas.

0

Nacidas en el seno de una familia nazi en California, las gemelas, Lynx y Lamb, en un principio aceptaron efusivamente el adoctrinamiento de su familia y se convirtieron en portavoces de la segregación, repartiendo sus cd por todo Estados Unidos y declarando que la ayuda del Hurácan Katrina debía ir solo a los blancos. Las “dulces” gemelas y su banda Prussian Blue, el nombre de un veneno usado para matar a personas judías durante la Segunda Guerra Mundial, incluso fueron destacadas en un popular documental del 2007 sobre neonazis en el mundo.

Todo cambió, revelaron al diario británico Mirror, cuando enfermaron (una de ellas de cáncer) y ambas recibieron una licencia para fumar marihuana médica. Los porros aparentemente abrieron una dimensión luminosa en su siquis, o la menos relajó sus rígidas ideas nazis.

“Pasamos todo el día jugando con las cabras, pero debo de decir que la marihuana nos salvó”, dice Lynx.

Ahora las jóvenes, ya de 20 años, planean inciar una campaña a lo largo y ancho de Estados Unidos para la legalización de la marihuana. Después de ser repudiadas por su propaganda nazi cuando eran pequeñas, ahora son alabadas por ser, ellas mismas, propaganda viviente en pro de la marihuana médica.

Su madre, sin embargo, desestima su cambio y considera que es solo una fase más de la volatilidad adolescente; cree que pronto regresarán a sus ideales fascistas.

También podría gustarte

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.