Fue condenado a ocho años y medio de prisión efectiva el hijo de la líder de Los Chingas

Jairo Sosa fue acusado de un homicidio que cometió en agosto de 2018 en el barrio Casavalle.

0 565

Jonathan Ferreira fue asesinado en agosto de 2018 por Jairo Sosa, hijo de Mónica Sosa, líder de la banda delictiva Los Chingas que operaba en el barrio Casavalle.

El homicidio tuvo su raíz en tiempos en que Ferreira y Sosa compartían reclusión en el Comcar. Según indicaron desde la propia Fiscalía, Ferreira protegía a Sosa en la cárcel.

Una tarde, y producto de un enojo por una conducta fuera de lugar de Sosa, Ferreira le pegó una cachetada, informó Telemundo.

“Cuando me lo encuentre en la calle, este va a patinar”, dijo el chinga a allegados en la cárcel.

El 16 de agosto de 2018 Sosa salió de prisión, tras cumplir una pena por matar a su abuelo. La noche del 21 de agosto Sosa y Ferreira volvieron a encontrarse y allí se produjo el homicidio.

Seis disparos de arma de fuego acabaron con la vida de Ferreira. Sosa fue detenido casi de forma inmediata cuando se realizaban en los Palomares de Casavalle operativos de seguridad por los desalojos que los propios Chingas llevaban a cabo contra los vecinos de la zona.

Este jueves y tras un proceso judicial que duró más de un año y medio, Jairo Sosa fue condenado a ocho años y medio de prisión efectiva, que se cuentan desde el momento de su detención.

Con esta condena el chinga quedará en libertad a principios del año 2027.

También podría gustarte

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.