TRAGEDIA. MURIERON DIEZ PERSONAS, JUGADORES JUVENILES Y FUNCIONARIOS DEL CLUB.Flamengo: sobreviviente del incendio cuenta que “el fuego comenzó en mi cuarto”

“El aire acondicionado empezó a incendiarse y salí corriendo”.

0 295

Una nueva tragedia sacudió al mundo del fútbol en la madrugada del viernes en Brasil. Diez personas murieron y otras resultaron heridas, a causa del incendio que destruyó parte de las instalaciones en el Ninho do Urubu, centro de entrenamiento del Flamengo, ubicado en Vargem Grande, en el Oeste de Río de Janeiro.

El incendio se inició en el alojamiento de los jugadores de las inferiores del club, en donde dormían chicos de entre 14 y 17 años que llegaron al club desde otras ciudades brasileñas.

Mientras se trata de identificar la identidad de los fallecidos, se van sucediendo noticias que hablan de que serían “jóvenes de la cantera” en la mayoría de los casos. Según Globo, habría futbolistas de las categorías inferiores, dos en prueba y otros dos empleados del club.

Felipe Cardoso, uno de los sobrevivientes del incendio y que llegó al club el 4 de febrero, comentó en su cuenta de Twitter que el incidente comenzó en donde él descansaba: “El fuego comenzó en mi habitación, sólo tengo que agradecer a Dios por haber sido capaz de despertar y escapar de la muerte. Dios conforte a mis hermanos”.

Además, en declaraciones a Coluna do Flamengo, el joven comentó que “el aire acondicionado empezó a incendiarse y salí corriendo”. Y manifestó su angustia por “no haber sido capaz de ayudar a sus compañeros. Estoy bien, por poco no estaría más vivo. Sólo quiero olvidar las escenas”.

Las familias de los juveniles se acercaron al lugar de los hechos y fueron recibidos por Rodolfo Landim, presidente del club, quien decretó duelo por “la mayor tragedia en la historia del Flamengo”. El dirigente agregó que “lo más importante ahora es intentar minimizar el sufrimiento y el dolor de las familias. El club no va a ahorrar esfuerzos para que eso suceda. También estamos colaborando con las autoridades, para que la causa de este accidente pueda ser detectada”

Por otro lado, según relatan medios brasileños, el juvenil João Pedro da Cruz, de 16 años, contó que prefirió pasar la noche en casa de un amigo, ya que hoy no tenían entrenamiento. “Me enteré que no iba a tener entrenamiento y vine a la casa de un amigo, que está en Barra da Tijuca. Ayer mis compañeros me pidieron que vaya a dormir en la pensión, pero yo vine a casa. Hoy desperté y me contaron sobre esta tragedia y me asusté. La mayoría de mis amigos todos se quedaron allí”, relató.

Además, desde Brasil aseguran que la selección Sub-20, que se encuentra disputando el hexagonal final en Chile, saldrá al partido del domingo, contra Argentina, con el símbolo de luto, y previo al encuentro se realizará un minuto de silencio.

Las víctimas
Según informaciones del Cuerpo de Bomberos, cuatro jugadores del club, cuatro funcionarios y otros dos atletas que estaban en fase de prueba murieron en el accidente.

Christian Esmério, arquero de 15 años. Fue uno de los primeros confirmados entre las víctimas mortales. Acumulaba experiencia en las categorías inferiores de la selección brasileña y estaba siendo observado por clubes de Europa.

Arthur Vinícius, defensor de 14 años. El jugador entrenaba en el club desde hace tres años y también había sido convocado en varias oportunidades a micro ciclos de trabajo con las categorías juveniles de la selección nacional. Este sábado iba a celebrar su cumpleaños número 15 en la casa de su madre, en donde vivía también junto a su tía y hermana, en el barrio Volta Grande II.

Bernardo Pisetta, arquero de 14 años. Sus familiares confirmaron su muerte. Comenzó en el fútbol de salón en Valle del Itjaí, antes de pasar al Paranaense, en donde estuvo hasta este año, cuando llegó a reforzar a Flamengo en su categoría.

Vitor Isaías, más conocido como Vitinho, delantero de 15 años. Era uno de los grandes referentes del futuro del club. Su empresario Sávio, confirmó la muerte.

También podría gustarte

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.