Samar. Se estima de 6,4 la magnitud el segundo sismo registrado hoyFilipinas: un día después del terremoto que dejó 16 muertos

Este terremoto provocó importantes daños en el aeropuerto internacional Clark, aeródromo secundario ubicado en una antigua base militar estadounidense. También hizo temblar edificios en Manila, generando escenas de pánico.

0 109

 

Los socorristas seguían buscando a la veintena de personas que habrían quedado atrapadas bajo los escombros de un edificio que se derrumbó el 23 pasado cerca de Manila, tras un sismo que dejó al menos 16 muertos y que fue seguido el martes por otro fuerte temblor.

El instituto estadounidense USGS estimó en 6,4 la magnitud del sismo registrado este martes en la isla de Samar, en el archipiélago de Visayas, tras haberlo evaluado inicialmente en 6,3.

Fue, por tanto, más intenso que el de las víspera, que causó importantes daños en las provincias al norte de la capital.

«Hubo pánico porque fue muy fuerte» declaró a la AFP Rey Estrobo, gerente de un hotel de la ciudad de Borongan, cerca del epicentro. «Sigue habiendo réplicas en el momento en que estoy hablando», agregó.

Las autoridades filipinas explicaron que estaban intentando verificar si el nuevo temblor, que tuvo lugar a las 13H37, provocó daños y advirtieron a los habitantes del riesgo de réplicas.

Más de 400 réplicas fueron registradas desde el temblor principal ocurrido el lunes en la isla de Luzón, que el USGS reevaluó a una magnitud de 6,1.

Las autoridades filipinas indicaron que el balance del sismo del lunes pasó a 16 muertos, mientras continúan buscando personas atrapadas.  

Este terremoto provocó importantes daños en el aeropuerto internacional Clark, aeródromo secundario ubicado en una antigua base militar estadounidense. También hizo temblar edificios en Manila, generando escenas de pánico.

Segundos críticos

El balance de víctimas mortales podría agravarse. Equipos de socorristas han sido enviados a la zona más afectada, especialmente a regiones aisladas que carecen de electricidad y de medios de comunicación.

El temblor se produjo el lunes a las 17H11 locales (9H11 GMT) a 40 km de profundidad, con epicentro en Castillejos, en la provincia de Zambales, unos 100 km al noreste de Manila.

Pero fue en la provincia vecina de Pampanga donde se registraron los daños materiales de mayor envergadura. También resultaron heridas decenas de personas en todo el archipiélago.

En Porac, en la isla de Luzón, se libraba una carrera contrarreloj para retirar las ruinas de un edificio de cuatro pisos derrumbado, en el que podría haber hasta dos docenas de personas, según la Cruz Roja.

«Cada minuto, cada segundo es crítico» declaró a Cris Palcis, un socorrista ayudado por un perro entrenado para las búsquedas.

«Se oye al menos a una persona aún viva», declaró a los periodistas Lilia Pineda, gobernadora de Pampanga. Esa persona «está atrapada bajo losas de cemento».

El sismo dañó asimismo viejas iglesias de varios siglos, que acogieron en estos últimos días a grandes muchedumbres de fieles para las misas de Pascua en este archipiélago cuya población es en un 80% católica.

Filipinas se encuentra en el «Cinturón de Fuego» del Pacífico, donde la colisión entre placas tectónicas suele provocar sismos y una importante actividad volcánica.

El sismo más mortífero en el archipiélago desde que se miden las magnitudes se produjo en 1976. Murieron miles de personas, según algunos cálculos hasta 8.000.

También podría gustarte

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.