Si conoces a alguien o eres víctima de violencia pide ayuda al 0800 4141 - *4141Femicidios: preocupante realidad de nuestro país

0 117

Las estadísticas del Ministerio del Interior refieren que en Uruguay las autoridades reciben una denuncia por violencia de género cada 14 minutos, un total de 104 denuncias por día. Y el panorama se ensombrece aún más al contabilizar que aproximadamente veinte mujeres perdieron la vida de forma violenta en lo que va de año.

Se ha avanzado mucho en el marco normativo, que reconocen el desarrollo sostenible y la protección de los derechos humanos, pero la violencia como un fenómeno social que afecta a las mujeres, sus familias y comunidad, sigue siendo un gran desafío para las autoridades y la sociedad en su conjunto.

Hay que analizar el problema de protección a las mujeres a un nivel político más alto, con más inversión, con un enfoque integral y una mayor cooperación. Estudiar las mejores prácticas para la erradicación de la violencia de género permitirá superar este flagelo social de proporciones epidémicas.

Su prevención debe incluir alianzas entre los sectores públicos y privados, y se debería trabajar en un cambio cultural a través de la educación.

Para ello es necesaria la concientización de que la mujer tiene iguales derechos que el hombre y que no hay justificación para ningún maltrato o crimen. Los padres pueden ser educados para prevenir el abuso infantil. Hay que involucrar a los hombres. Los familiares, amigos, entrenadores deportivos y maestros pueden y deben comprometerse con mensajes contra el machismo.

Los profesionales de la salud podrían también ayudar en la identificación de mujeres en riesgo, en realidad ya lo están haciendo en los centros de salud del país.

Otra alternativa es la rehabilitación para hombres abusadores no-homicidas, en forma voluntaria o por mandato judicial.

La identificación temprana, el control y seguimiento de los hombres violentos está incrementando la seguridad de las víctimas y es una herramienta muy útil.

Debemos rebelarnos para que lo cotidiano no se convierta en norma. Que la frecuencia de noticias sobre femicidios no se torne una costumbre que nos genere indolencia y desinterés. Todos podemos formar parte de una estrategia que permita defender el derecho más elemental del ser humano: la vida.

Precisamente por estos días, mandatarios mundiales se reunieron en la Sede de la Organización en Nueva York, para tratar asuntos de interés global, y en ese contexto fue motivo de reflexión el tema de la lucha contra los femicidios en América Latina.

La Asamblea General anunció una inversión de 50 millones de euros destinada a acabar con el homicidio de mujeres y niñas.

A nuestra región pertenecen 14 de los 25 países con las tasas más altas de femicidio en el mundo y un 98% de los homicidios relacionados con el género no son procesados como tal, y muchas veces quedan en la impunidad.

A quién recurrir

Si conoces a alguien o eres víctima de violencia pide ayuda al 0800 4141 – *4141. El servicio es gratuito, confidencial y anónimo. La llamada desde línea fija no queda registrada en la factura telefónica y puede realizarse desde cualquier teléfono público sin necesitar tarjetas o monedas.

También podría gustarte

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.