SALUDFDU, una fundación que lucha por los derechos de las personas con diabetes de nuestro país

Cumplió 11 años y ha logrado muchos avances para un colectivo que integran más de 300.000 uruguayos, pero que muchos no lo saben.

1 73

Más de 300.000 personas que viven en nuestro país son diabéticas, y lo peor es que muchas no lo saben. En ese contexto, para atender a los portadores de esta enfermedad, es que un 25 de junio de 2009, surgía la Fundación Diabetes Uruguay (FDU), que cumplió 11 años de trabajo ininterrumpido, educando en diabetes, siendo sostén para las personas con esta patología y su familia, defendiendo sus derechos y trabajando siempre en lograr mejoras en el acceso al tratamiento más adecuado, informó a LA REPÚBLICA una de sus principales referentes, Gisselle Moteguy, al ser consultada sobre lo que ha hecho la FDU.

La activista agregó que “nos ocupamos de informar a quienes conviven con esta condición de sus derechos, a quienes toman decisiones políticas de nuestras necesidades. Todo el trabajo realizado por muchas madres, padres, jóvenes y adultos con diabetes solidarios y generosos brindando de su tiempo y conocimientos para poder llevar adelante esta hermosa y desafiante tarea, de hacer realidad una organización sin fines de lucro, sólo contando con nuestras manos y corazones.

Lo que para parecía una quimera, se pudo lograr y mantener con mucha constancia y perseverancia, sorteando las dificultades que han ido surgiendo y por, sobre todo, sin cansarnos de golpear puertas y corazones solidarios en busca de la ayuda necesaria para poder avanzar”, indicó.

Un grupo en pro de una mejor calidad de vida

“En este largo camino nos encontramos con piedras a sortear, que en equipo logramos hacerlas a un lado, con grandes repechos en donde necesitamos del aliento de muchos para seguir y disfrutables bajadas con hermosos momentos de logros, encuentros y satisfacciones compartidas”, señaló.

Moteguy recordó que “en estos 11 años se ha conformado y mantenido un precioso y generoso equipo humano conformado por muchas familias, voluntarios, colaboradores y profesionales de la salud, que se suman para ayudarnos en este construir cada día una Fundación sólida en conocimientos, con un corazón gigante y con un objetivo claro: hacer visible lo invisible de la diabetes con una visión positiva de esta condición de vida que nos toca vivir en carne propia, hacer realidad el lema ¡ Con Diabetes, Se Puede !”.

Para terminar, remarcó que “a seguir ayudando y poniendo cada uno su granito de arena y compromiso, para poder llegar a ayudar a muchos más, quienes aún no tienen o no han podido tener esta ‘visión positiva’ de la diabetes que nos acompañará cada día”.

También podría gustarte

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Abrir chat