Famosos que conviven con un trastorno de salud mental

Es muy importante aprender a darle valor a nuestra salud mental, a reconocer cuando algo no está bien y, sobre todo, aprender a pedir ayuda.

Parece que poco a poco se está empezando a hablar más de la salud y la enfermedad mental, un tema sobre el cual aún existen muchos estigmas, tabúes y mitos. Igual que cuidamos de nuestro cuerpo y sabemos, más o menos, reconocer cuando algo falla y necesitamos acudir al médico, es muy importante aprender a darle valor a nuestra salud mental, a reconocer cuando algo no está bien y, sobre todo, aprender a pedir ayuda.

Una parte importante en el camino de la educación en problemas de salud mental es la visibilización, es decir, tomar conciencia de que los trastornos mentales existen aunque no los veamos y pueden afectar a cualquiera, independientemente de su edad, género, estatus social, etc. Por eso hoy vamos a hablar de ocho personas famosas que conviven, o han convivido, con algún trastorno mental.

Catherine Zeta-Jones – Trastorno Bipolar

En 2011, el marido de la actriz, cantante y bailarina británica, Michael Douglas, reconoció públicamente que Catherine Zeta-Jones se encontraba ingresada debido a su Trastorno Bipolar tipo II, un trastorno que cursa con episodios de hipomanía y depresión, responsables de los llamativos cambios de humor.

En lugar de esconderse, ella tomó la decisión de hablar abiertamente del tema, animando a otros a pedir ayuda y dejar de sufrir en silencio y avergonzarse.

David Beckham – Trastorno Obsesivo-Compulsivo

El famoso ex futbolista del Real Madrid y del Manchester United, entre otros, reconoció en abril de 2006 que padece Trastorno Obsesivo-Compulsivo (TOC). Beckham contó que cuando no podía dormir se levantaba para alinear los muebles con las líneas de las baldosas. También tenía tres neveras: una para la comida general, otra para las ensaladas y otra para las bebidas. Todo tenía que estar en números pares y siempre impecablemente ordenado.

Además del tiempo y energía mental que esto supone, le suponía un agobio añadido tener que ocultarlo a sus compañeros de equipo.

Billie Eilish – Síndrome de Tourette

Billie Eilish, conocida desde que tenía nada más que 14 años, es la cantante que está arrasando actualmente. Firme defensora de los derechos de los animales y las personas racializadas, también ha hablado abiertamente de que convive con el síndrome de Tourette.

Se trata de un trastorno neuropsiquiátrico caracterizado por múltiples tics motores y vocales, que varían en intensidad y frecuencia, desde pequeños parpadeos, arrugar la nariz o carraspear, hasta movimientos y vocalizaciones más complejas como saltar o decir palabras malsonantes de forma involuntaria.

Emma Stone – Trastorno de Ansiedad

La actriz contó en una entrevista con el doctor Harold Koplewicz, presidente del Child Mind Institute, que tuvo su primer ataque de pánico con tan solo 7 años y en ese momento estaba convencida de que iba a morir.

Años de terapia y medicación le han ayudado a convivir con su ansiedad, aunque todavía sigue teniendo ataques de pánico esporádicos. Emma Stone quiere ayudar a otros que sufren como ella y hacerles ver que pueden tener una vida plena igualmente.

J Balvin – Trastorno Depresivo Mayor

En una entrevista este año, el cantante colombiano ha reconocido que hace años tuvo que hacer frente a una depresión que lo tuvo durante días en la cama «esperando a morir». J Balvin contó que no quería comer ni hacer nada, que se pasaba los días llorando sin motivo y que, no sabía por qué, pero no quería seguir viviendo.

Después de acudir a un psiquiatra y tomar medicación se dio cuenta de que él solo no podría haber salido de ahí y quiere hacerle saber a sus fans que «está bien no estar bien» y que no están solos.

Adele – Trastorno Depresivo Mayor post-parto

Si la salud mental es de por sí tabú, éste se vuelve aún mayor cuando se relaciona con la maternidad, que ya carga con sus propios tabúes. Adele confesó que tras el nacimiento de su hijo Angelo se sumió en una depresión y pensaba que había cometido «el mayor error de su vida».

Algo que asegura que le ha ayudado mucho a estar mejor es tomarse una tarde a la semana para ella misma, a pesar de que le venga el pensamiento de que eso es de ser «mala madre», sabe que no es así y que es lo que necesita para estar bien y estar ahí para su hijo de la mejor forma posible.

Demi Lovato – Bulimia Nerviosa

Una de las niñas Disney más famosas tuvo que lidiar con un Trastorno de la Conducta Alimentaria desde muy temprana edad mientras tenía que acudir a los rodajes. Concretamente sufrió Bulimia Nerviosa, que se caracteriza por episodios de atracones seguidos de conductas compensatorias inapropiadas, como vómitos, laxantes, ayunos prolongados, etc.

Además de la bulimia, Demi Lovato estuvo a punto de perder la vida por una sobredosis y también tiene Trastorno Bipolar. Ella habla sin tapujos sobre todos sus problemas con la esperanza de dar ejemplo y ayudar a sus fans.

Anthony Hopkins – Trastorno de Asperger

Anthony Hopkins es una persona polifacética: actor, director, compositor, músico, escritor, pintor… Y además pertenece al espectro autista. Afirma que le diagnosticaron a una edad tardía, pero aun así el diagnóstico le ayudó a comprenderse mucho mejor.

No existe consenso sobre si el Asperger es un síndrome diferente del Trastorno del Espectro Autista o una modalidad de éste, pero se caracteriza por alteraciones en la interacción social y patrones de comportamiento restrictivos, repetitivos y estereotipados, sin retraso general del lenguaje ni cognitivo.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Abrir chat