Durante una conferencia de prensa ofrecida el viernes en la Casa Blanca, el mandatario republicano sugirió que algunos de los jefes de Estado anteriores estuvieron de acuerdo con su deseo de levantar esa barrera fronterizaExpresidentes de EE.UU. niegan haber conversado con Trump sobre el muro

0 147

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, citó un presunto apoyo de sus predecesores al muro que desea construir en la frontera con México, pero al menos tres exmandatarios rechazaron hasta hoy la veracidad de tal afirmación.

Durante una conferencia de prensa ofrecida el viernes en la Casa Blanca, el mandatario republicano sugirió que algunos de los jefes de Estado anteriores estuvieron de acuerdo con su deseo de levantar esa barrera fronteriza.

Esto debería haber sido hecho por todos los presidentes que me precedieron, y todos ellos lo saben. Algunos de ellos me han dicho que deberían haberlo hecho, manifestó Trump.

Pero los expresidentes demócratas Jimmy Carter (1977-1981) y Bill Clinton(1993-2001), y el republicano George W. Bush (2001-2009), han negado haber sostenido una conversación de ese tipo con el actual gobernante.

No he discutido el muro fronterizo con el presidente Trump y no lo apoyo en este asunto, señaló ayer Carter en un mensaje difundido por el centro que lleva su nombre.

Anteriormente, portavoces de los otros dos expresidentes dijeron en declaraciones a varios medios de prensa que ellos no abordaron la posibilidad de un muro fronterizo con Trump.

“No lo hizo”, respondió Angel Ureña, vocero de Clinton, cuando el portal digital Politico le preguntó si el exmandatario le había dicho a Trump que debería haber construido un muro fronterizo durante su etapa en la Casa Blanca, y añadió que no se han comunicado desde la toma de posesión del republicano.

Por su parte, Freddy Ford, portavoz de Bush, manifestó a la televisora CNN que ese exgobernante y Trump “no han discutido esto”.

El único expresidente vivo del país que no se ha pronunciado públicamente al respecto es su antecesor directo en el cargo, el demócrata Barack Obama(2009-2017).

Sin embargo, es extremadamente improbable que Obama elogie en privado los intentos de Trump de financiar la barrera, dado que se ha opuesto fervientemente a la idea de un muro fronterizo en comentarios públicos desde que Trump comenzó a promover la idea en la campaña electoral, señaló CNN.

The New York Times llamó la atención acerca de que esta no es la primera vez que el jefe de Estado se jacta de conversaciones que nunca sucedieron, y recordó que, en 2017, se refirió a un supuesto diálogo telefónico con el jefe de los Boy Scouts para elogiar un discurso ofrecido por el mandatario ante la organización.

En ese mismo año afirmó que el entonces presidente de México, Enrique Peña Nieto, lo llamó para decirle que los esfuerzos de Trump en la frontera impedían que los centroamericanos cruzaran hacia México porque sabían que ya no podían ingresar a Estados Unidos.

Después de que tanto el líder de los Boy Scouts como Peña Nieto, de México, negaron haberle realizado tales llamadas al gobernante estadounidense, la Casa Blanca reconoció que nunca sucedieron, rememoró el periódico.

La secretaria de prensa de la presidencia, Sarah Sanders, comunicó antes que Trump viajará a la frontera sur pasado mañana.

Manifestó que el jefe de Estado se reunirá en el área limítrofe con “quienes se encuentran en la primera línea de la crisis de seguridad nacional y humanitaria”.

Trump afirmó además que el vicepresidente norteamericano, Mike Pence, y un grupo de funcionarios tuvieron este domingo una reunión productiva con los enviados de Schumer y Pelosi.

Ambas partes celebraron encuentros el fin de semana para encontrar una solución al cierre parcial del gobierno, en vigor desde el final de la medianoche del 21 de diciembre pasado cuando se agotaron los fondos.

La negativa de los demócratas a avalar los cinco mil millones de dólares solicitados por Trump para el polémico muro y la oposición del presidente a firmar cualquier norma carente de ese monto impidieron la aprobación de leyes de gastos que hubieran evitado el actual problema.

Tres días atrás, el jefe interino de personal de la Casa Blanca, Mick Mulvaney, expresó en una entrevista concedida a NBC News que Trump se conformaría con una cerca de acero.

De acuerdo con Mulvaney, el mandatario transmitió esa idea en recientes reuniones privadas con los líderes demócratas y republicanos del Capitolio.

Tal propuesta, comentó, es una muestra de la voluntad de Trump de resolver el cierre parcial del gobierno, el tercero de su administración tras los de enero y febrero de 2018.

También podría gustarte

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.