Los beneficiarios asisten a tres clases semanales de tres horas cada una en veranoEstudiantes de UTU enseñan a niños y adolescentes de contextos vulnerables

1 41

Un grupo de estudiantes de Formación Profesional Básica y Bachillerato Tecnológico de la Universidad del Trabajo (UTU) enseñan Informática y comparten sus conocimientos sobre robótica, programación y reparación de PC con niños y jóvenes que pertenecen a familias de contextos sociales vulnerables, con el apoyo y en articulación con referentes de organizaciones barriales, informaron a LA REPÚBLICA fuentes de la ANEP.

La iniciativa, que se realiza en 2019 por segundo año consecutivo, tiene el propósito de promover la alfabetización digital y de orientar a los beneficiarios acerca de las propuestas que ofrece la UTU en materia de educación técnica y tecnológica. Los beneficiarios son niños y adolescentes de entre 9 y 18 años de edad, quienes son aleccionados por estudiantes de la UTU, en el marco del programa denominado Tecno Verano.

Esta experiencia permite trasladar los aprendizajes adquiridos por los alumnos a personas que viven en zonas de contexto complejo. En ese marco, los jóvenes recorren los barrios y se instalan en locales educativos o sociales, donde brindan tres clases semanales de tres horas cada una durante el verano.

Los estudiantes, que en este caso ofician como docentes, participaron de un curso de Alfabetización Tecnológica a cargo de la UTU y el Instituto Nacional de Empleo y Formación Profesional (Inefop).

Esta propuesta, que es apoyada además por Antel, cuenta con la participación de vecinos organizados que trabajan en barrios de Montevideo como Casabó, La Teja, Nuevo París, Maracaná, Casavalle, Marconi y en Ciudad del Plata, departamento de San José.

Se trata de un proyecto inclusivo, solidario y de hondo contenido social, que atiende las demandas emergentes de familias que requieren el máximo apoyo del Estado para mejorar sus situaciones y reposicionarse en la sociedad.

Articulación con la comunidad

Al respecto, cabe destacar que la población objetiva de esta iniciativa tiene escasas posibilidades de vacacionar, por lo cual su participación en esta instancia de aprendizaje se transforma en una experiencia de pasatiempo con acento didáctico.

En el marco de esta experiencia, un grupo de estudiantes de la escuela técnica de Colón, de la UTU de Rincón del Cerro y del Instituto Tecnológico Superior (ITS) se reúne en el teatro barrial Rincón del Cerro, emplazado en Camino Cibils y La Boyada.

Camila, estudiante de Informática que participa en el proyecto, recordó que esta experiencia nació espontáneamente en noviembre de 2017. “En ese momento se planteó la idea, junto con Uniendo Barrios, de hacer algo distinto para ayudar a la comunidad y a chicos que no pueden vacacionar”.

La joven explicó que se transmiten conocimientos de Informática, “para que ellos puedan ver y acceder a lo que se puede hacer con la tecnología. Hemos tenido una muy buena repercusión en los barrios. Este año somos dos grupos, por lo cual podemos concurrir a más lugares”.

Los estudiantes, que traen consigno los materiales informáticos y los robots, obtenidos merced al apoyo de la ANEP, el Inefop y Antel, coordinan su actividad con los referentes barriales.

También podría gustarte
1 comentario
  1. Ana dice
    Es una buena iniciativa pero teniendo en cuenta que son menores de edad las actividades deben estar estrictamente supervisadas por docentes

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.