«Estoy arrepentido de lo que hice, le pido perdón a la gente de Nacional»

Washington Aguerre se disculpó por sus provocaciones en el Parque Central.

5 1.277

Aunque Cerro Largo protagonizó uno de los triunfos más resonantes de la fecha, este quedó empañado en parte por la reacción de Washington Aguerre.

El arquero de los «arachanes», con pasado en Peñarol, pasó buena parte del partido provocando a los hinchas que visitaron las tribunas del Parque Central, lo que hizo reaccionar a la gente e incluso le costó la expulsión tras el encuentro, pues de camino al vestuario seguía haciéndoles gestos a los «bolsos».

La roja lo dejará fuera de los dos próximos partidos de Cerro Largo, y se espera que el club le imponga alguna sanción interna. De hecho, Danielo Núñez, entrenador del equipo, solicitó que la cosa no quede en nada, pues considera que la actitud de Aguerre atentó contra los intereses del equipo.

En las últimas horas, el arquero salió a disculparse y contó cómo vivió la movida noche en el Parque.

«Se me fue de las manos»

«Por un lado estoy contento porque se logró el objetivo de los tres puntos. Después del partido no lo disfruté de la manera que quería. Se hizo un gran partido y con lo que hice se apagó lo lindo que habíamos hecho», dijo en Sport 890 el dueño del arco «arachán».

Luego, agregó: «Después de que terminó tenía las revoluciones a 1.000 por querer ganar y se me fue de las manos. Tuve un gesto innecesario de inmadurez hacia la gente de Nacional, que no debe pasar y me tocó a mí.

Estoy arrepentido de lo que hice. Quiero pedirle perdón a toda la gente de Nacional; jugadores, cuerpo técnico, dirigentes y presidente del club. No está bueno porque no es un ejemplo para nadie. Estoy arrepentido de lo que hice. Me pone muy triste porque todo Uruguay estaba pendiente de ese partido».

«No supe controlarme»

Más adelante, explicó que los jueces le pidieron que cambiara su indumentaria, que era amarilla y negra, por la camiseta bordó que usa en algunas oportunidades.

Los árbitros «me dijeron que era por la gente; para que no llegara a mayores la situación y para que fuera más tranquilo el partido. Lo entendí y les dije que no había ningún problema.

Después de ese momento la gente empezó con los insultos y fue diferente la cosa. Fue durante los 90 minutos. Antes de que arrancara el partido todo el estadio empezó a cantarme y así estuvieron todo el partido».

Sobre lo ocurrido al final, contó: «Después de terminar, cuando iba llegando al túnel la hinchada se me cayó arriba, no supe controlarme y tuve ese gesto de inmadurez que no tenía sentido. Pasó eso y estaba justo el cuarto árbitro. Me dijo: ‘Te vi y estás echado’. Yo en ese momento ni cuenta me di. Estaba a 1.000 por hora, entré al túnel y seguí caminando. Festejé en el vestuario.

Cuando estaba más tranquilo saliendo del Parque empecé a sentar cabeza y se me cayó el mundo arriba porque empecé a ver las fotos y el video y no fue nada lindo porque no es un ejemplo para nadie».

«No va a volver a pasar»

«Sé que no va a volver a pasar. Tengo que dejar el fanatismo de lado, ser más profesional y respetar a Cerro Largo, que es el club que hoy me está dando la oportunidad de mostrarme y salir adelante. Luego en la concentración les pedí disculpas a mis compañeros y al cuerpo técnico, y mañana tendré una charla con el presidente del club. Seguramente esté Danielo para que podamos hablar», sostuvo.

También contó que recibió amenazas, así como su hijo pequeño. Después de haberse equivocado «se me cruzó por la cabeza mi hijo de seis años, que estaba viendo el partido en Florida. Me dijo: ‘Vi las cosas que hiciste y que te echaron’. No es un ejemplo para él ni para ningún hijo».

Terminó hablando sobre las amenazas: «Estaba en la concentración y de la nada mi número se hizo viral. Me empezaron a llegar mensajes. Primero fueron como cinco o seis. Me di cuenta de que eran de Nacional por la manera en que me hablaban.

Ahí eliminé los mensajes, pero como a los 20 minutos me empezaron a caer mensajes y videollamadas sin parar. Ahí directamente ni abría los mensajes. Algunos me decían que me iban a dejar en silla de ruedas o que tuviera cuidado cuando volviera a Artigas».

«Había otros mensajes diciendo que sabían dónde vivía mi hijo y que lo iban a ir a buscar. Hoy como estoy lejos, como padre me dejó mal y me preocupó porque la situación no estuvo nada buena. La denuncia está hecha en Florida por los abuelos y pedimos custodia en el colegio de él para estar más tranquilos. Hoy voy a llevar el celular a la Jefatura de Melo para que revisen los mensajes», terminó.

También podría gustarte
5 Comentarios
  1. alfredo alsamendi dice
    Una conducta impropia de un profesional que compromete a su equipo. Pregunto, si lo hubiese hecho un jugador de Nacional o Peñarol, le habrían dado dos partidos de suspensión? Cómo es posible que jugadores expulsados por patadones sólo sean suspendidos por un partido? Y alguien se cree que pasará algo con las amenazas contra Aguere y su familia?
  2. Rios dice
    Hay PENArolizacion mental es este terrunio,sigan sufriendo a nivel continental no le ganan ni a los hermanos bolivianos.
  3. Rios dice
    Entre el pelado Macaluso,Saralegui, este cara de loco y otros tanto que andan en la Vuelta demuestran que bajo cayo el futbol en este terrunio, no olvidemo al alcahuete de Kesma y a la 1410 am mamaderas del cuadro de Barrera.
  4. Rios dice
    Tabarez les lleva jugadores a la seleccion que futbolisticamente no estan a la altura, (Varela,Givanni Gonzalez) favores $$$
  5. Víctor R. dice
    con tus disculpas no hacemos nada, papa, No son de recibo. Si con esa provocación generás reacciones de gente del público y se arma lío, con lesionados y algún botellazo en la cabeza de alguien (o cosas peores) a quien le vas a ir a pedir perdón después …eh? Deportistas así son tan peligrosos como esos hinchas que se les prohibió el ingeso a los estadios con las cámaras de identificación facial.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.