Estas son las razones por las que tu celular podría explotar

0 3.979

Como informáramos ayer, la semana pasada una joven de 14 años murió después de que su smartphone explotó en su rostro mientras dormía.

Alua Asetkyzy Abzalbek, de Kazajistán, se acostó en su cama con los audífonos puestos. A la mañana siguiente fue encontrada sin vida, con la batería del teléfono en llamas junto a su cabeza.

Los expertos forenses confirmaron que el móvil explotó a primera hora de la mañana después de sobrecalentarse cuando se cargó. Esta fue la causa de la muerte, según informes locales.

¿Por qué explotan los smartphones?

Cada cierto tiempo, la noticia de un teléfono que explotó mientras su dueño lo cargaba enciende las alertas en los medios de comunicación.

Cualquier celular puede explotar, pues todos trabajan con una batería recargable. En la actualidad, las baterías que más se utilizan son las de iones de litio, un material inflamable.

Golpear la batería con fuerza puede provocar un cortocircuito. Esto quiere decir que, eventualmente, el celular estallará. Incluso una simple caída podría ser el primer paso de un accidente.

Otro factor importante a considerar son los ciclos de carga inconsistentes, pues facilitan la formación de dendritas (filamentos que pueden extenderse a lo largo de la pila y dañar su composición).

También es importante tomar en cuenta que las baterías se vuelven inestables cuando superan los 50 grados centígrados, algo que puede suceder con más facilidad de la que se cree. Si el teléfono empieza a sobrecalentarse, lo más recomendable es dejarlo descansar en ese momento.

Las razones que pueden ocasionar un sobrecalentamiento son variadas: muchas aplicaciones abiertas, datos móviles o Wi-Fi encendido, uso de cargadores incorrectos o lugares de carga sin ventilación (dentro de una mochila o en el auto).

Para evitar un exceso de calor, se recomienda desconectar el teléfono en cuanto haya terminado de cargar al cien; y también se aconseja instalar una aplicación que te mantenga al tanto de la temperatura de tu dispositivo.

También es importante saber que en la mayoría de los casos de teléfonos que explotan se trata de un defecto de fabricación (si un teléfono está destinado a explotar, entonces no hay mucho que se pueda hacer al respecto).

En el caso concreto del Galaxy Note 7 hubo una gran controversia cuando se reportó que entre 90 y 100 dispositivos de este modelo explotaron, se incendiaron o se sobrecalentaron.

Sin embargo, eso es menos del 1% de los 2,5 millones de Note 7 que Samsung envió a las tiendas. Esto quiere decir que las probabilidades de que tu teléfono explote son muy bajas, y que probablemente (y afortunadamente) nunca lo hará.

Aun así, no dejes tu celular en el automóvil caliente, intenta usar dispositivos de carga confiables o certificados y, por favor, no apuñales ni golpees tu dispositivo.

También podría gustarte

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.