«Estamos hartas y venimos a cambiarlo todo»

Colectivos feministas marcharon por 18 de julio para reclamar presencia del Estado en los casos de explotación sexual y trata de personas.

En una concentración que convocó a más de 5.000 persona en Plaza Independencia y avanzó hasta la plaza Cagancha bajo la consigna «Ni una menos por trata y explotación sexual», varias organizaciones sociales vinculadas al movimiento feminista se movilizaron en reclamo de justicia y responsabilidad del Estado respecto a las redes de explotación sexual -como la que quedó al descubierto en las últimas semanas- y a la cantidad de femicidios acaecidos en estos días.

En la proclama, que se leyó en la plaza Cagancha, reclamaron que se deje de «mirar para otro lado» y «naturalizar las opresiones». «Los explotadores sexuales están al lado nuestro, caminan por nuestras calles con total impunidad, cuentan con total legitimidad y el poder de ser jueces, abogados, exitosos empresarios». Más adelante, se nombró a los implicados en la red de trata desbaratada.

Según la proclama, detrás de este entramado «está la cultura de la violación que naturaliza las distintas violencia que se ejercen sobre nuestros cuerpos; y una percepción generalizada de que hay vidas que no importan». «No importa la edad que tengas. Si alguien se beneficia de tu explotación, es trata», agregaron. Las víctimas «se vuelven una y otra vez culpables, en soledad, por el machismo hegemónico y racista, donde la institucionalidad calla, oculta, y abandona».

En el escrito también se reclamó al Estado «el tratamiento de los crímenes sexuales con la premura que necesitan», así como también «la asignación de presupuestos para la creación de organismos especializados en el combate y prevención de la trata y explotación sexual».

Asimismo, se pidió la aplicación de la ley 19.643 de prevención a la trata de personas, que da al Estado la responsabilidad de facilitar la «atención integral en salud, incluyendo terapias tratamientos especializados, en caso necesario, incluidas la salud sexual y reproductiva», así como también otorga a las víctimas derecho a la confidencialidad y a un «alojamiento apropiado, accesible y seguro, así como a la cobertura de sus necesidades básicas de alimentación, vestido e higiene».

«El interior es un mundo paralelo donde el silencio se vuelve un pacto institucional, donde prevalece una cultura de la impunidad, donde la justicia no llega», agregaron en la proclama, y reiteraron los nombres de las mujeres desaparecidas en distintos puntos del país.

En la proclama, se señaló que «ante la denuncia de una desaparición existe una práctica institucional y sistemática que culpabiliza a las víctimas, que manda a investigar a madres, hermanas, primas, hijas, abuelas ‘bajo nuestro propio riesgo’, con nuestros propios recursos».

La proclama, firmada por los colectivos Dónde están nuestras gurisas, Autoconvocadas, Pan y Rosas, y el Bloque Antirracista, finaliza: «Somos muchas y hermanadas, estamos hartas y venimos a cambiarlo todo».

3 Comentarios
  1. Ana dice
    La medida más importante es luchar contra el abuso de niños y niñas por su familia y allegados Los niños abusados no consiguen desarrollar más adelante defensas adecuadas
  2. Código DaVinci dice
    Gracias FRENTE AMPLIO por las leyes de más protección a la mujer. Gracias, Gracias, Gracias!
  3. Código DaVinci dice
    Castrar a los abusadores de niños.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Abrir chat