«Es emocionante ser dirigido por Forlán; en Peñarol se le respeta mucho»

«Él me da la confianza; dio el ‘sí’ para que yo llegara, por las actuaciones que tuve el año pasado en Wanderers».

Tras una gran campaña en Montevideo Wanderers, el chileno Christian Bravo se ganó un lugar en el Peñarol 2020 de Diego Forlán.

A sus 26 años, es el carbonero el octavo equipo en su trayectoria, que cuenta con un inicio en la Universidad de Chile, un breve pasaje por el Inter Zapresic de Croacia, dos años en el Granada de España, un regreso a su país para jugar en la Católica, Unión Española y San Luis, hasta cruzar la cordillera y afirmarse en el fútbol uruguayo jugando en 2019 para Wanderers.

Bravo, que tuvo un pasaje por la selección Sub 20 de su país, jugando el Mundial de 2013, cuenta con dos convocatorias en la selección absoluta (ambas en 2019) y sueña con volver a defender la roja chilena.

«Rueda (el DT de la selección) me decía que tenía que salir y ahora di un paso importante» explica Bravo en entrevista al portal Publimetro de Chile.

Tras una salida sin pena ni gloria de San Luis de Quillota, fue a parar a Wanderers, donde tuvo un 2019 notable, que incluso lo llevó a estar nominado para integrar la oncena ideal del fútbol uruguayo.

Su campaña le valió ser convocado a la Roja y también a dar el paso más importante de su carrera. Ahora, el popular «Plancha» defiende a Peñarol, que enfrentará a Colo Colo en la Copa Libertadores, para la cual se prepara haciendo la pretemporada en Los Ángeles.

¿Cómo va esa pretemporada?

Dura, difícil, pero contento. Se trabaja mucho aquí lo físico. Aparte, Forlán es una persona que se basa en eso y también en lo táctico, así que hay que estar concentrado, pero ya metiéndome bien en el ritmo.

¿Pudiste hablar mano a mano con Forlán?

Sí, me da la confianza. Bueno, él dio el «sí» para que llegara, por las actuaciones que tuve el año pasado en el fútbol uruguayo, si no, no habría llegado. Lo que pide Forlán es concentración, que estemos bien parados, que lo futbolístico ya lo tenemos. Es una gran persona y como jugador ganó mucho, así que se le respeta acá en el club. Encantado de estar siendo dirigido por él, es emocionante.

¿Buen tipo?

Sí, muy buena persona. Entiende mucho al jugador, que es importante. A mí me acogió bien, así que contento.

Tú jugaste en la U y en la UC. ¿Qué tal Peñarol?

Es el equipo más grande de Uruguay. Es una presión y hay que estar con eso en la cabeza, de querer ganar todos los partidos. Tiene muchos títulos, es un club con mucha historia. De hecho, ni siquiera podemos usar el color de los zapatos del rival, se lo toman así, con esa dimensión de seriedad. Hay que estar 100 por ciento metido, muchas cosas cambian, de a poco voy metiéndome en la interna.

Bonito reto enfrentar a Colo Colo en la Libertadores…

Sí, cayó justo que me toca enfrentar a Colo Colo, que tiene un equipo fuerte. Espero poder jugar contra ellos, hacerlo de la mejor manera si es que me toca y ojalá sea un lindo encuentro. Aparte, me enfrento al profe Salas, que me tuvo en Católica, me llevó ahí y gané tres campeonatos con él. Son cosas especiales que te va dando el fútbol.

¿Qué cambió entre el jugador que se fue de San Luis de Quillota y el que descolló en Montevideo Wanderers?

Me acomodó el fútbol, es distinto, la gente me quiere mucho, eso te ayuda bastante en la confianza. Se fueron dando las cosas, el estar con mi familia tranquilo, con mi hija que está grande. Uno va madurando, así que creo que esos fueron los factores. Ahora hay que seguir creciendo, trabajar lo físico y lo mental, para seguir subiendo en lo futbolístico.

Si ya estando en Wanderers, Rueda te llamó a la Selección, ¿ahora te ilusionás mucho más con ser parte del proceso eliminatorio?

Sí, obviamente, por eso uno tiene que seguir trabajando, mentalizado y enfocado. Uno va allá a ser un aporte, a aprender y, si es que me toca, a demostrar para seguir sumando a la Selección, esperemos que sea así. Si no, a apoyar desde lejos, como siempre lo he hecho.

¿Qué te ha recomendado Rueda cuando has estado en la Selección?

Cuando estuve me decía que tenía que salir y ahora di un paso importante, porque Peñarol es un club grande, donde estás con jugadores importantes a los lados.

Como el Cebolla Rodríguez…

El Cebolla tiene un talento, para qué hablar. Jugó en el Atlético Madrid, en su selección, estuvo en varios lados y ahora tenerlo de compañero es un privilegio.

1 comentario
  1. NTX dice
    «Es una presión y hay que estar con eso en la cabeza, de querer ganar todos los partidos.» Me imagino la presión cuando no ganan nada ningún club local hace más de 30 años un campeonato afuera..xf.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Abrir chat