Encuentran animal microscópico que no necesita respirar para vivir

Lo que nos une a todos los animales del planeta es la necesidad insoslayable de respirar. Excepto este minúsculo animal recientemente descubierto, que puede vivir sin oxígeno.

0 197

La naturaleza evolucionó para proporcionar a los animales el sistema perfecto para convertir el oxígeno en energía. La respiración es tan natural, de hecho, la mayoría de las veces ni siquiera somos conscientes de que lo estamos haciendo. Existe, eso sí, la excepción de los delfines, cuya respiración es un acto voluntario y es por eso que, cuando duermen, el 50% de su cerebro sigue despierto para mantenerse respirando.

Pero ahora, los científicos encontraron el primer animal conocido de animal que no necesita respirar para vivir. Se trata del Henneguya salminicola, que, según un estudio recientemente publicado, es la única criatura viviente que puede vivir sin oxígeno.

En la investigación, los científicos concluyeron que carece de un genoma mitocondrial. Ese es el genoma que usamos con cada respiración que tomamos, ya que es la parte del ADN de un animal que incluye los genes necesarios para la respiración.

Siempre que pensamos en animales nos imaginamos seres multicelulares que necesitan sí o sí del oxígeno para vivir, a diferencia de otros organismos unicelulares como los protistas y las bacterias, según explica el coautor del estudio, Stephen Atkinson, microbiólogo de la Universidad Estatal de Oregón. «En nuestro trabajo, hemos demostrado que hay al menos un animal multicelular que no tiene el juego de herramientas genéticas para depender del oxígeno», dijo.

¿Cómo sobrevive?

Los H. salminicola habitan en las frías aguas del Pacífico Norte. Su único cometido en la vida es hundirse en salmones, gusanos y otras criaturas marinas.

Los investigadores sugieren que el huésped de este parásito, digamos un desprevenido salmón, podría ser la fuente de alimento, pero aún no se sabe exactamente cómo funciona su organismo y cómo obtiene energía sin oxígeno.

«Todavía no está claro para nosotros cómo el parásito genera energía», dijo Dorothee Huchon, quien estuvo involucrada en el proyecto. «Puede estar extrayéndolo de las células de peces circundantes, o puede tener un tipo diferente de respiración, como la respiración libre de oxígeno, que típicamente caracteriza a los organismos anaerobios no animales».

En la actualidad se estudia otro animal que podría también entrar en el club de los no respiradores: se trata de la loricifera, pero no está confirmado aún.

También podría gustarte

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Abrir chat