En París se realizó una fiesta clandestina con 100 personas

La fiesta, en el oeste de la ciudad, tuvo lugar al borde del bulevar conocido como périphérique, la circunvalación que da la vuelta a la ciudad.

Detuvieron a cinco personas en París, por ser los organizadores de una fiesta clandestina que reunió a un centenar de participantes sin que se respetaran las restricciones sanitarias, según informó EFE. La Prefectura de Policía de la capital indicó en Twitter que incautó el material sonoro y que se ha abierto una investigación judicial. La fiesta, en el oeste de la ciudad, tuvo lugar al borde del bulevar conocido como périphérique, la circunvalación que da la vuelta a la ciudad.

Los organizadores de fiestas clandestinas pueden ser condenados a hasta un año de cárcel y 15.000 euros de multa por poner en peligro de la vida ajena. El toque de queda está vigente en Francia desde las seis PM hasta las seis AM, salvo motivos imperativos, y el presidente francés, Emmanuel Macron, prorrogó «unos ocho o diez días» antes de plantearse nuevas consignas en función de cómo evolucione la situación.

Francia sumó ayer 22.046 casos de coronavirus y 160 muertos en hospitales, con los que el total de positivos desde el inicio de la epidemia se elevaba a 3,6 millones y el de fallecimientos a 84.306, según Infobae. La Agencia de Sanidad Pública añadió en su balance sobre la situación que en los últimos siete días se produjeron 9.362 ingresos hospitalarios, de los que 1.807 pacientes tuvieron que ser dirigidos a unidades de cuidados intensivos (UCI). La tasa de positividad del total de test realizados subió ayer al 6,3 %, dos décimas más que la víspera.

En el departamento de los Alpes Marítimos, en el sur del país, se están ultimando incluso nuevas medidas, como un posible confinamiento los fines de semana, ante el avance allí de la covid-19. El alcalde de Niza, el conservador Christian Estrosi, había considerado en Twitter que la situación sanitaria allí es «catastrófica», con las UCI al borde de la saturación (90,6 %) y desprogramaciones de operaciones importantes. La tasa de incidencia roza en ese departamento los 580 casos a la semana por cada 100.000 habitantes, cifra que casi triplica la media nacional de 197, mientras que la tasa de positividad, llegaba al 10,4 %.

Por otro lado, Francia organizará tres conciertos experimento (en París y Marsella) inspirándose en el ensayo clínico en la Sala Apolo de Barcelona y que tuvo lugar en diciembre, según informó Diario.es. Así lo anunció la ministra de Cultura, Roselyne Bachelot, a principios de semana, mostrándose «muy optimista» respecto a los conciertos con un público sentado y «más pesimista» en aquellos en los que los espectadores están de pie. El anuncio dio esperanzas al sector del espectáculo, que lleva semanas presionando al gobierno para una reapertura de teatros, cines o salas de conciertos, clausurados en toda Francia desde finales de octubre.

La celebración de estos estudios científicos dependerá de la situación sanitaria y se llevará a cabo «siempre y cuando la situación no sea catastrófica», según Roselyne Bachelot. Con las fechas aún por concretar, cada concierto seguirá un protocolo distinto con el fin de evaluar mejor el riesgo de contagio. En París, por ejemplo, se exigirá una PCR negativo y los espectadores estarán de pie, mientras que en Marsella el público permanecerá sentado y se incluirá a aquellos que den positivo por COVID-19 antes de la función. En todos los casos, los espectadores serán voluntarios jóvenes y será obligatorio llevar mascarilla y utilizar gel hidroalcohólico durante todo el concierto.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Abrir chat