En Buenos Aires vuelven a las aulas.

La Cámara de Apelaciones porteña ordenó a la ciudad de Buenos Aires a dar clases presenciales.

La Cámara de Apelaciones en lo Contencioso Administrativo, Tributario y de Relaciones de Consumo de la ciudad de Buenos Aires, que integran los jueces Marcelo López Alfonsín, Laura Alejandra Perugini y Nieves Machiavelli, ordenó habilitar mañana las clases presenciales en la Ciudad de Buenos Aires, en detrimento del Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) que publicó el gobierno nacional el último viernes.

La Cámara de Apelaciones en lo Contencioso Administrativo, Tributario y de Relaciones de Consumo de la ciudad de Buenos Aires.

Mañana las clases presenciales en la Ciudad de Buenos Aires, vuelven las clases presenciales. La decisión del presidente Fernández generó la reacción del gobierno de la ciudad de Buenos Aires.

El cual trabajaba en  mantener la presencialidad pese a la complicación del escenario sanitario. El Gobierno no forma parte del expediente, por lo que no podrá apelar la decisión del judicial.

La medida se hará efectiva a partir de mañana lunes. La votación del tribunal fue unánime.

Luego de conocerse la decisión de la justicia porteña, ATE Capital y UTE-CTERA convocaron a un paro docente. “El poder judicial porteño sigue incumpliendo con la Constitución de la Ciudad y Nacional. La salud y la vida son prioridad”, indicaron desde las agrupaciones sindicales.

Este domingo la fiscal ante la Cámara de Apelaciones de la Ciudad, resolvió a favor del pedido de dos organizaciones no gubernamentales para mantener las escuelas abiertas.

Pese al decreto del Gobierno que prohíbe el dictado de clases presenciales en la Capital Federal. Los amparos habían sido presentados por un grupo de docentes nucleados en la ONG Abramos las Escuelas y el espacio Centro de Estudios de Políticas Públicas.

Las dos organizaciones colocaron dos recursos amparos donde pidieron la nulidad de los alcances de la resolución de Fernández,. Respecto a la suspensión por 15 días de las clases presenciales, al considerar que era fundamental priorizarlas.

La prohibición  de clases presenciales alcanzaba a 2.359 centros de estudios que suman una población de 600.000 alumnos. El sábado Rodríguez Larreta visitó a Alberto Fernández en la Quinta de Olivos y le pidió lo que ya le había adelantando públicamente.

Insistió en mantener la presencialidad de las clases. El Presidente le manifestó que el problema no son las aulas, sino la circulación que se genera en la ciudad para que las clases se lleven adelante.

Durante la reunión el Presidente le mostró a Rodríguez Larreta una serie de gráficos que respaldaban su postura de suspender las clases.

1 comentario
  1. Jotaeme dice
    La noticia, como tal, contiene un mensaje erroneo. El tribunal que «ordeno» tiene competencia SOLO en la ciudad, pero no tiene facultad para ir contra un decreto de necesidad y urgencia, y ademas, el gobierno de la ciudad, recurrio a la Corte Suprema acerca del tema en cuestion. Estos son bombas de humo para generar aun mas confusion y tensar la cuerda.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Abrir chat