En Argentina apareció una metralleta en campaña de desarme

Por la entrega de armas el gobierno argentino paga un aproximado de entre 3 mil 7 mil pesos. Se lleva adelante por medio del Ministerio de Seguridad de la provincia argentina de Santa Fe

El Ministerio de Seguridad de la provincia argentina de Santa Fe inició una campaña de desarme voluntario de la ciudadanía.

El objetivo es reducir la circulación de armas de fuego entre los integrantes de la sociedad.

Las autoridades de la provincia expresaron que la mayoría de las armas de fuego que aparecían durante en proceso eran pistolas, rifles antiguos, entre otros.

La entrega de la misma es deshacerse de estas armas de manera anónima, sin ningún papeleo. El publicó que concurrió a la entrega es variado pero principalmente personas jubiladas y mujeres, han hecho entrega de estos artefactos.

El titular de la Agencia Provincial de Prevención de Violencia con Armas de Fuego, Lautaro Sappietro, manifestó al medio argentino La Capital lo siguiente.

«La mujer suele ser más sensible, porque entiende que el arma termina siendo un riesgo para su hijo o marido, y el jubilado la posee y no sabe cómo desprenderse, porque no tienen la tenencia legal.»

Posteriormente continuo explicando que «entonces el Estado le da una posibilidad a través de una amnistía penal y administrativa, de modo que pueda acercarse y si lo paran en la calle puede argumentar que va al punto móvil, la entrega de forma anónima».

El subfusil

Un hombre se acercó a la mesa y colocó sobre la misma, algo que sorprendió a los funcionarios. Un subfusil FMK-5.

Un arma de guerra, de manufactura argentina. La misma es la variante de la FMK-3, de amplio uso entre las tropas del país vecino y también en el nuestro.

La versión FMK-5 fue concebida en la década de 1990 como de «uso civil», autorizándose para tiro deportivo y escoltas privados. Es un arma calibre 9 mm, con una cadencia de tiro de seiscientos cincuenta disparos por minuto

 

 

 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Abrir chat