TECNOLOGÍAEl uso de las apps espía se dispara un 50% por la Covid-19

Expertos atribuyen esa dinámica al aumento de la violencia física en las familias durante el confinamiento, pues es una de las formas de cómo los atacantes controlan a sus víctimas que no pudieron abandonar su hogar debido a la cuarentena.

Las aplicaciones móviles de espionaje comenzaron a usarse un 50% más durante el confinamiento por coronavirus, revela un estudio de la compañía de seguridad informática Avast, a disposición de Sputnik.

El llamado stalkerware o un programa espía permite rastrear la ubicación de una persona, acceder a sus fotos y vídeos personales, interceptar correos electrónicos, SMS y mensajes en mensajeros instantáneos como WhatsApp y Facebook, así como escuchar llamadas telefónicas y hacer grabaciones de sus conversaciones por internet.

«El uso de ‘spyware’ [incluidos los instalados sin que el usuario se entera de ello] en el mundo aumentó en un 53% durante la cuarentena de marzo a junio frente a enero y febrero de 2020», señala el estudio.

Expertos atribuyen esa dinámica al aumento de la violencia física en las familias durante el confinamiento, pues es una de las formas de cómo los atacantes controlan a sus víctimas que no pudieron abandonar su hogar debido a la cuarentena.

Según la directora de seguridad informática de Avast, Jaya Baloo, normalmente los que stalkean son parejas, padres, a veces incluso amigos.

«Hemos visto las noticias de que en el mundo entero ha habido un aumento de los casos de violencia doméstica durante el confinamiento. Vemos una situación similar en el mundo digital», apuntó.

Una app de estas puede ser instalada en menos de un minuto, por lo que se recomienda que usuario nunca deje que su teléfono desbloqueado esté en manos de otra persona.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Abrir chat