El ultraconservador Andrzej Duda fue reelegido como presidente de Polonia

Este lunes la Comisión Electoral de Polonia (PKW) informó que Andrzej Duda fue reelegido en segunda vuelta por un 51,2% de los votos, frente a un 48,7% de su rival liberal Rafal Trzaskowski.

Las elecciones se dieron en un contexto especial que llevó a cambios de último momento, y pusieron en duda la victoria indiscutida de Andrzej Duda, apoyado por el partido ultranacionalista y oficialista, Ley y Justicia (PiS),

Rafal Trzaskowski, alcalde de Varsovia, apareció en la escena electoral en mayo de este año. Por la situación de la pandemia de la covid-19, la elección que se debería haber llevado a cabo en mayo, fue cancelada y el candidato del partido de derecha Coalición Cívica (KO) fue sustituido por Rafal, un europeísta y liberal que se presentaba como la figura del cambio. Hasta ese momento, las encuestas daban por amplia mayoría ganador a Duda. El 28 de junio, Rafal consiguió una segunda vuelta con un 30,5% de los votos frente a un 43,5% del mandatario.

Este domingo, con una mínima diferencia, Duda se alzó como ganador. Durante su Gobierno logró gran apoyo por haber aumentado el salario mínimo y haber bajado la edad de jubilación. También el sector más conservador del país se ha visto representado por un presidente que dice defender los valores familiares católicos. Ha sido duro en cuanto a los derechos de la comunidad LGBT, al mostrar su oposición al matrimonio igualitario y declarar su intención de incluir en la Constitución la prohibición de adopción para las parejas del mismo sexo.

Asimismo, su reelección refuerza el alejamiento de Polonia de la Unión Europea y marca aún más la noción de un país dividido, entre quienes prefieren mantenerse al margen y quienes buscan una mayor integración europea. Dicha división se puede ver territorialmente luego de los resultados electorales: el oeste del país partidario de Trzaskowski y en cercanía con Bruselas y, el este donde el PiS es amplia mayoría.

Las reformas judiciales que ha llevado a cabo el Ejecutivo desde el 2015, ha suscitado críticas en cuanto al peligro de perder el Estado de derecho. La Unión Europea ha abierto varios expedientes a Polonia en referencia a las nuevas leyes sobre el sistema de justicia, que considera, socavan la separación de poderes.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Abrir chat