EL TIEMPO ES SABIO, NO PIERDAS LAS ESPERANZAS

1 298

Pasada la euforia mundialista al menos para los uruguayos, quedan apuntes interesantes de cómo evolucionan las personas…
Tal el caso de un video que se viralizo en las redes donde vemos una faceta desconocida del periodista Toto Da Silveira, con palabras soeces, pero ese no es el asunto, el asunto es que ahora dice, “pensamos toda la vida que los rusos eran unos monstros comunistas, violentos, antipáticos, y nada que ver, son un pueblo maravilloso y Rusia es un país hermoso.
Otra perlita para apuntar es como desde la pantalla de canal 12 el Rafa Villanueva dijo entre elogios al Maestro Tabarez dice… este proceso se lo debemos a él, porque cuando llego hace trece años, esto estaba todo podrido y corrupto y él lo convirtió, ¡además en lo personal me dio la posibilidad de hoy estar aquí!” Aquí en este país, donde otro verso que nos habíamos comido era que esta gente es, tosca, bruta, violenta, mafiosa y nada que ver, son amables, afectuosos, ¡nos atendieron de maravillas y son un pueblo y un país maravilloso!
Esto me hace acordar cuando le hablábamos a las vecinas del barrio sobre los cambios que el país necesitaba y le decíamos que el Frente Amplio era el cambio.
Nos decían que se llevaban los niños a Rusia, y ándate de aquí porque te voy a denunciar.
¡¡O cuando salíamos de pegatinas o pintadas y más de uno te batía la cana!! Que épocas difíciles para hacerse comprender.
O cuando en el 84 salíamos con las banderas del FA, la matera, la gorra, la chalina, o sea, vestidos de FA, estereotipo ochentoso, nos miraban feo, raro, les costaba aceptarnos.
En realidad, éramos raros, y sí que lo éramos.
No era una época fea, al contrario, sentíamos que todo lo que hacíamos, por poco que fuese, era un aporte, cada cual un granito de arena hasta formar una playa, y estábamos convencidos de que algún día la haríamos.
Fuimos creciendo, salieron los compañeros presos, perdimos la primer elección post dictadura, redirigimos la lucha contra el poder político hegemónico, no sin trabas, pero ya no estábamos tan solos, algunos muchos fueron cambiando.
Llego otra elección y también perdimos, pero ya habíamos crecido un poco más y sabíamos que llegaría el día del triunfo, así fuimos creciendo, así fuimos forjando la herramienta, así fuimos armando esa playa.
Y llego ese día donde el triunfo se dio, ya con aquellos compañeros referentes, bastante más veteranos, y los jóvenes de aquella vestimenta ochentosa, hoy ya hombres maduros.
Y así llegamos al tercer gobierno y estamos en puertas del cuarto, y aquellas vecinas hace años cuelgan su bandera del FA en el balcón, y aquellos que nos veían como raros pasaron a ser militantes y aquel sueño de playa se hizo real, tanto que le llega un mar a sus orillas, mares de gentes que han tomado las calles en multitudinarios e históricos y esa bandera colgada del balcón, preñada de sueños siguió dando a luz nuevos militantes, de nuevo tipo, pero nuevos militantes, sin la matera, sin la gorra, sin la barba, sin la chalina ni nada que se parezca a aquello.
Ha existido una evolución hasta en las formas de militancia, la tecnología ha jugado un papel fundamental, al punto de que aquellos ochentoso pasamos a ser los nuevos mira raros.
Es cierto, lo único permanente son los cambios.
Hoy existen organizaciones para reclamar al gobierno, a nuestro gobierno que tanto trabajamos para construir desde esa playa que tanto esfuerzo, tanta lagrima, tanta derrota carga en sí mismo, algunos reclamos son de recibo, como no lo van a ser, si lo hacen pequeños productores que viven de su trabajo, no de rentas.
Pero, así como este mundial nos trajo esas sorpresas, de periodistas enamorados de Rusia en las pantallas que nunca dieron ni darán un minuto de propaganda progresista, esa sorpresa demuestra que al menos cuarenta años después, sucedió.
Solo debemos esperar que a estos otros no les lleve cuarenta años arrepentirse o decir, al final no éramos autoconvocados, nosotros también nos comimos el verso.
Pero, así como aquellos ochentoso teníamos referentes que eran veteranos, hace treinta años y que hoy lo siguen siendo, referentes y muy veteranos, hoy son nuestros viejos, enseñanza y motivo de consulta.
Hoy somos los nuevos veteranos de ese renovado mar que llega a la playa firme, consolidada y motivo de visita, todos preguntan como hicimos para tener esta obra tan imperfecta, pero tan codiciada por los que no la tienen.
Y les decimos que la base está en acompañar a las nuevas generaciones, de reafirmar y formarnos todos los días, de tener claro que sin renovación no hay cambio y no hay proyecto perdurable.
Hoy es la hora de demostrar lo que los viejos nos dejaron, hoy es el tiempo de dar paso a aquella juventud ochentosa, aquella generación que aprendió, que admiro y recreo lo que hoy es este FA.
En honor a nuestra joven historia, en honor a nuestros caídos, a nuestros viejos que se fueron dejando su legado, en honor a estos veteranos que nos trajeron hasta acá, en honor a ellos es que estamos en el momento de tomar la bandera y poner las nuevas formas y las nuevas generaciones en la construcción de las nuevas playas.
Por favor que no nos cueste cuarenta años mas la reconstrucción.
El tiempo es sabio.

También podría gustarte
1 comentario
  1. Juan Carlos Velazco dice
    SI,tengo ARTROS,Y QUÉ?me lo gane jagando al futbol en la calle,a la pelota de mano en la escuela,al baskebol,al tirarme del carro del repartidor de leche,caer parado.Pero aún con prótesis,soy feliz. Un saludo al MAESTRO Y SUS ALUMNOS DEL MUNDIAL 2018,orgullosos de ELLOS.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.