El PSG ganó y sigue como líder de la Ligue 1

Con Di María encendido, se impuso por 4-1 al Niza.

0 281

Sobre Ángel Di María se pueden decir muchas cosas. Igualmente, cuando se enciende, es desequilibrante. Así lo demostró este viernes, cuando el París Saint-German (PSG) se enfrentó al Niza por la Ligue 1. El “Fideo” marcó dos goles y participó en otro para que los parisinos se lleven el triunfo por 4-1.

El técnico Thomas Tuchel no puso a sus principales figuras de arranque: Neymar y Gueye, lesionados, no viajaron. Por su parte, Mbappé, Cavani -ninguno de los dos está al 100%, según Tuchel-, Verratti y Marquinhos fueron al banco. Entonces, el argentino se puso el equipo al hombro. Desde el inicio de temporada, las lesiones han acompañado al vigente campeón francés y el parate en la Champions no ha ayudado precisamente a dejar atrás la mala suerte.

A los 15 minutos, una asistencia de Icardi le permitió recibir a espaldas de la zaga local y definir ante el arquero Benítez y abrir el marcador. Seis minutos más tarde, con mucha clase, Di María recibió un pase largo de Meunier y -de un toque- hizo sobrevolar la pelota por encima de Benítez y marcó el 2-0.

El primer tiempo fue sólo del PSG, con Di María constantemente colándose por detrás de la defensa y bombardeando el arco del Niza. En el segundo tiempo, el equipo dirigido por Patrick Vieira salió con todo al ataque, pero con pocas ideas, lo que provocó que el PSG aprovechara los espacios para jugar a la contra.

De todas formas, el Niza descontó a los 67 minutos cuando Marquinhos -que sustituyó a Thiago Silva- intentó salir jugando, pero fue interceptado por Dolberg, que asistió a Gagano que convirtió el gol local ante una defensa visitante desconcertada que no lo marcó.

El Niza se envalentonó, el empate parecía posible por primera vez en el partido y comenzó a buscarlo por todos los medios. Sin embargo, a los 74 minutos de juego cuando Cyprien vio la segunda amarilla por protestar y Herelle, tras revisión del VAR, vio la roja directa por una presunta agresión a Paredes.

Fue cuando Mbappé entró saltó a la cancha en su tercer partido desde la lesión que sufrió el 25 de agosto -ya había jugado 30 minutos ante el Burdeos y 29 contra el Galatasaray-. El juvenil no anotaba desde el 11 de agosto, pero esta vez no se quedó con las ganas. Apenas entrar metió el 3-1 y luego asistió a Icardi para sellar el 4-1 definitivo.

Por su parte, Di María llegó a los siete goles y dos asistencias en 13 partidos de la temporada. En 2019, sólo Mbappé participó en más goles (28) que Di María en la Ligue 1. En ese entonces, el argentino anotó 13 goles. 

+datos

El PSG todavía lidera la Ligue 1 con 24 puntos en 10 partidos jugados, seguido por el Nantes con 19 unidades y el Angers con 16, ambos con un juego menos. Cuarto y quinto se posicionan el Bordeaux y el Lille, respectivamente, con 15 puntos cada uno. El Niza, por su parte, marcha noveno con 13 puntos y se mete en el estamento de los que pelean por entrar en puestos que clasifican a copas internacionales. La gran decepción es el Mónaco, que se ubica 16º con sólo nueve puntos y a pocos lugares del descenso.

También podría gustarte

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.