El mítico Monstruo del Lago Ness podría ser una anguila gigante

Una investigación realizada por la Universidad de Otago, en Nueva Zelanda, apunta a que existe la posibilidad de que monstruo del Lago Ness sea una anguila gigante

0 375

¿Quién no ha fantaseado alguna vez con el llamado «Monstruo del Lago Ness»? Esa interrogante que ha fanatizado a los turistas y a la cultura popular durante años vuelve al escenario gracias a una investigación realizada por la Universidad de Otago, en Nueva Zelanda, según la cual la famosa criatura podría ser en realidad una anguila gigante.

Conocemos a «Nessie» de la misma forma en la que conocemos al Yeti o a Pie Grande: a través de los cuentos fantásticos, de los dibujos animados y de las películas de ciencia ficción. Supuestamente habitando en las profundidades del lago cercano a la ciudad de Inverness en Escocia, Nessie ha sido protagonista de sus propias películas, de un capítulo de Los Simpson y de Dr. Who, e incluso ha aparecido en ayuda del intrépido fontanero en videojuegos de Super Mario.

El primer registro humano de la existencia de este famoso animal data del siglo VI y corresponde a un relato de San Columba, quien introdujo la religión cristiana a Escocia, relato que se encuentra archivado en su texto Vita Columbae.

Pero el verdadero interés por la realidad detrás de su hipotética existencia se desató luego de la publicación de diferentes artículos periodísticos que aseguraban haberlo visto tanto en 1868, como en 1930, 1932 y 1933.

Un año después fue publicada una foto del supuesto monstruo tomada por el cirujano R. K. Wilson, foto que sesenta años más tarde se admitió que fue manipulada, y más recientemente, en 2014, Nessie podría haber sido captado gracias a las cámaras aéreas del servicio de mapas de Apple.

Aunque durante mucho tiempo se consideró que el «Monstruo del lago Ness» se trataba en realidad de una especie de plesiosaurio (criatura acuática prehistórica de cuello alargado, cabeza pequeña y dos pares de aletas), el nuevo estudio neozelandés pone sobre la mesa la posibilidad alternativa de que el misterioso animal sea una anguila gigante.

La investigación estuvo liderada por Neil Gemmell se basó en un examen de secuenciación genética sobre muestras tomadas en diferentes puntos del lago escocés para entender qué seres vivos habitan en él.

Según el estudio, el ADN muestreado no se encuentra emparentado ni con grandes peces como bagres y esturiones, ni con condrictios como los tiburones, y menos aún con plesiosaurios.

El panorama es diferente para las anguilas, cuyo ADN fue encontrado prácticamente en todo el lago, sugiriendo entonces la presencia de una gran cantidad de estos animales en sus aguas.

Aunque pareciera imposible la existencia de una anguila del tamaño descrito para Nessie en sus casi 4 mil avistamientos, Gemmell no descarta esa posibilidad, sobre todo teniendo en cuenta que anguilas de gran tamaño han sido reportadas por los buceadores y pescadores de la zona.

Estudiando los registros y declaraciones realizadas por habitantes y turistas de la región, los investigadores se han encontrado con varias menciones referidas a anguilas de proporciones sorprendentes. De hecho, esta es la hipótesis defendida desde hace años por que el Centro de Zoología Fortean, con sede en Woolfardisworthy, Devon, pero por más expediciones que se han aventurado en búsqueda de Nessie, aún no han dado con más pistas.

También podría gustarte

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.