#OpiniónEl mapa para «transformar la educación» en un gobierno de coalición

Bajo el título de «Transformar la educación» el arco de la oposición conformado por el Partido Nacional, el Partido Colorado, Cabildo Abierto, el Partido de la Gente y el Partido Independiente, han redactado un borrador de un mapa de ruta para encarar los problemas de la educación en el país y para enfrentarla emergencia educativa.

1 151

Se plantea la necesidad de revertir a corto plazo los problemas de cobertura, inequidad y calidad de aprendizajes, y buscar superar el riesgo de dejar de ser la sociedad que hemos sido y donde la educación se constituyó en uno de los ejes de la movilidad y de la igualdad social. Se plantea que los indicadores lamentables de equidad y calidad requieren una acción eficiente que logre re-encaminar la educación, en tanto los gobiernos del Frente Amplio han sido incapaces de generar mejoras significativas e incluso en múltiples áreas se han revertido los avances de épocas anteriores.

Entre los múltiples ejes de la acción integral que se plantea, se considera la necesidad de un fortalecimiento del Ministerio de Educación y Cultura como institución rectora de la política educativa nacional. Lo hemos dicho múltiples veces de que estamos frente a un creciente feudalismo educativo, y especialmente universitario, en términos de ausencia de estándares comunes, de procesos de evaluación, de planes estratégicos integrados que generan no sólo dispersión de recursos, sino ineficiencias en términos de los aprendizajes. Pero el objetivo noes centralizar las acciones, sino la formulación de políticas y la evaluación, y al tiempo fortalecerla autonomía y el desarrollo de los centros educativos como escenarios privilegiados de la generación de aprendizajes.

El Plan plantea la continuación de la construcción de escuelas y liceos, pero con más atención a su localización en zonas vulnerables, y que al tiempo funcionen bajo el marco de un nuevo Estatuto Docente para facilitar la radicación en ellos de los docentes y crear incentivos para su expansión. La comunidades escolares y de docentes locales son la base de un desarrollo de calidad con pertinencia.

La propuesta de reforma, no se reduce a aspectos institucionales y de inversión, sino que plantea una reforma curricular que abarque la educación desde los 3 hasta los 18 años, y que incluya la formación por competencias para permitir a los estudiantes dotarse de capacidades laborales y de desarrollo para sus trayectorias personales de vida. El aprender haciendo y el aprender para hacer son ejes que se plantea desarrollar a través del impulso a la formación dual y otras modalidades que favorezcan la igualdad de oportunidades en el acceso al mundo de la producción y del trabajo.

La diversidad y la experimentación es un principio central del documento, y en tal sentido se plantea continuar con la experiencia de los liceos militares, especialmente en el interior del país, que han dado estupendos resultados en términos de retención, mejores aprendizajes y mayores espacios de contención para amplios sectores estudiantiles especialmente vulnerables. La iniciativa desarrollada en el periodo pasado en el Liceo de Tacuarembó que se agregó al histórico Liceo de Montevideo, muestran la conveniencia de continuar en la diversidad de formas de desarrollo organizacionales y pedagógicas de la educación pública en el nivel medio. El concepto de la diversidad es fundamental en el marco de las nuevas concepciones sobre la educación.

Se plantea también la búsqueda de mecanismos más eficientes de gestión que separen los ámbitos de discusión y decisión de políticas en el nivel medio, de su instrumentación y ejecución, atento a las prácticas más eficientes de uso de los recursos. En tal sentido, la modificación en la regulación no refiere exclusivamente a darle un rol superior en la planificación al MEC y la descentralización en las unidades académicas de escuelas y liceos, sino también en la modificación de la gobernanza de ANEP, sustituyendo los pesados, burocráticos e ineficientes consejos desconcentrados que han derivado en negociaciones de intereses, por Direcciones Generales unipersonales e integradas al CODICEN y que asuman la función ejecutiva de la instrumentación de las políticas.

El modelo de consejos corporativizados que legisla, ejecuta y que inclusive asume roles judiciales de alzada en primera instancia, no sólo tienen escasa eficiencia, sino que se han transformado en ámbitos de negociación política, la cual debe estar en ámbitos separados a la ejecución. En tal sentido, se plantea que se mantendrá la presencia de representantes docentes en el CODICEN pero sin voto, sino como veedores y vigilantes con su voz en el órgano central.

Hay una concepción más cristalina y abierta en la propuesta que por ejemplo plantea fortalecer al INEEd como agencia evaluadora independiente, dotándola de los recursos adecuados y con una gobernanza independiente, profesional y autónoma, y donde se cumpla cabalmente el principio de que quien presta el servicio no puede ser el mismo que evalúa. Se espera con ello, no sólo aumentar la mirada externa sobre los procesos educativos, sino favorecer la formulación de políticas del MEC sobre la base de análisis objetivos y críticos del funcionamiento. El principio de no ser juez y parte, constituye un eje central en cualquier política de calidad y de desarrollo de la educación a escala global

Adicionalmente, se planea efectivizar y reforzar una alianza estratégica entre la tecnología y la educación, permitiendo desarrollarse de las sinergias y potencialidades para afrontar con éxito la enorme disrupción digital de la sociedad, y las posibilidades de mejorar el acceso, la calidad y la equidad a través de un mayor uso de tecnologías de comunicación e información como recursos de aprendizaje, plataformas, acceso en línea, etc. Asumir el enorme potencial de las tecnologías en la gestión, el acceso, la evaluación y el aprendizaje, coloca a este tema como uno de los centros de una política de transformación educativa de cara al futuro de la nación.

Finalmente, destaca el objetivo de fortalecer el desarrollo de la UTEC, que nació del Acuerdo Educativo en el periodo de Mujica, y que requiere ser dinamizado y expandido, superando su cobertura limitada, y aumentando sustancialmente la oferta de nuevas carreras tecnológicas y aumentando significativamente el número de plazas disponibles

También podría gustarte
1 comentario
  1. Marcelo dice
    Humo,humo y un poco más de humo, luego demoniza ataca la participación docente, luego luego desconoce cosas, en curso ya, y las propone !!!!….habla de liceos militares que sera para formar militares supongo …..que más todavía??? y agrandamos el déficit de su caja ????? Habla de feudalismo educativo ???????por favor eso si que es irse por las ramas !!!!!!lo que no les gusta es la autonomía, ya que por lo general, se opone a los intereses de los poderosos y genera mentes libres justamente no feudalizadas !!!!!!!! NOS QUIEREN TOMAR POR BOLU*** !!!!! Y sepan que la sociedad se construye entre todos, sin sacar el derecho a voto a nadie y menos a los actores principales junto con los estudiantes !!!!!!! La batalla por la libertad es cultural y desde la universidad y toda la educación pública encontraran los mayores defensores de esas libertades los estudiantes y los docentes y toda la comunidad educativa !!!!!!

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.