El arquero fue acusado de haber dicho insultos racistas en ColombiaEl mal momento de Lucero Álvarez: “estoy recibiendo amenazas de muerte”

0 179

Apenas terminado el partido que Rionegro Águilas le ganó a Once Caldas durante la noche del lunes, el técnico del equipo perdedor, Hubert Bodhert, entró a la cancha para recriminarle al uruguayo Lucero Álvarez, a quien acusó de haberle dicho insultos racistas a uno de sus jugadores.

“El señor Lucero Álvarez le dijo al chico Carbonero ‘negro la puta que te parió’, y cuando estaba saludando al árbitro le dije que tiene que respetar. Acá no pueden venir extranjeros a maltratarnos. Nosotros somos negros a mucho honor, somos orgullosos de ser negros.

Es un jugador grande, no puede destratar a un muchacho de menos de 20 años. Lo único que hice fue exigirle respeto. Tiene que respetar porque está en un país en el que vino a trabajar y debe respetar a sus colegas”, dijo el DT en la conferencia de prensa.

Algunas horas después, el ex arquero de Nacional y Rampla Juniors le contestó.

“Me insultó fuerte y yo respondí”

Sobre el encontronazo que tuvo con el DT rival, el guardameta manifestó en una radio colombiana: “Tengo que defenderme de las acusaciones que me está haciendo al decir que yo lo insulté a él. Invadió la cancha, venía caliente puteándome y diciéndome que era un extranjero que robaba plata en Colombia”.

“Me dijo que respetara, que tenía que respetar en Colombia, y me dijo una mala palabra, a lo que le respondí ‘eso sos vos’. Capaz que son calenturas porque ellos venían invictos y por suerte les sacamos eso. En la calentura del partido vos puteas a quien se te ponga adelante. Entró a insultarnos al juez y a mí, pero las consecuencias las tengo que pagar yo”, agregó, antes de dejar sus declaraciones más pesadas.

“Me insultó fuerte y yo también le respondí. Gracias a sus declaraciones estoy recibiendo amenazas de muerte. Están diciendo algo que yo no dije por este señor que perdió el invicto”, sostuvo.

Sobre las acusaciones de haberle destinado insultos racistas a un jugador rival, Álvarez manifestó: “Yo lo insulto, obviamente, pero eso dentro de la cancha es normal. El insulto era porque no lo conocía, no le dije negro, ni lo desprecié, no le dije nada, lo puteé nada más como puteamos nosotros los uruguayos, los argentinos y los colombianos y se la agarraron conmigo”.

“Solamente quiero pedirle que me disculpe por la contestación que le hice. Lamentablemente esto se hace una bola de nieve y le ponen más de lo que es. Lo que pasa dentro de la cancha no lo puedes decir, es el código”, finalizó.

También podría gustarte

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.