El libro del Aeropuerto

3

Puerta del Sur S.A. concesionaria del Aeropuerto de Carrasco resolvió editar un libro sobre historias del Aeropuerto, con el subtitulo: Valorando el Pasado-Construyendo el Futuro. Queremos destacar los errores y omisiones que se cometieron en este libro.

En la pagina 54 se menciona que en el año 1947 comenzó a funcionar el Aeropuerto, fecha que no corresponde porque el Aeropuerto recibió el 21 de mayo de 1946 al primer avión comercial perteneciente a la compañía British South American Airways (BSSA).

En la pagina 53 se menciona que el General Campos fue Ministro de Obras Públicas cuando nunca ocupó ese cargo, ya que ocupaba el cargo de Ministro de Defensa Nacional.

En la pagina 57 se confirma la llegada del primer avión a Carrasco en mayo de 1946, estableciendo que fue atendida por los únicos cinco funcionarios que tenía la Terminal, todos capacitados en la Escuela Técnica de San Pablo en Brasil. Aquí se comete otro error porque fueron cuatro los que hicieron el curso en San Pablo y se omitieron sus nombres que fueron: Carlos S. Temperan, Pedro V. Ocampo, Yarvi M. Benedetto y Aldo García Calvo. A partir de es momento, mayo de 1946 se habilitó provisoriamente el Aeropuerto Nacional de Carrasco y no como se establece que fue en el año 1949.

En octubre de 1946 solicitaron al Director de Aeronáutica Civil que designara a dos funcionarios más para atender a las compañías que se interesaban en operar en Carrasco. Los nombres de esos dos funcionarios fueron Juan B. Bidegaray que se había recibido de piloto en Estados Unidos y José E. Roda que era piloto civil.

Se le solicito al Director de Aeronáutica que le propusiera al Sr. Bidegaray ser Jefe del Aeropuerto, quien no aceptó porque la compañía ESSO le propuso ser Jefe de Base en el Aeropuerto. Es extraño que su íntimo amigo Garín no lo haya nombrado en ningún momento. Otra omisión del libro.

Fue nombrado como Director el Ing. Agr. César Piacenza y como Subdirector al Sr. Victor Garín. Como Jefe de la Torre de Control a Ocampo, del Centro de Control a Temperán, de Información Aeronáutica a Benedetto y de Inspectores a Garcia Calvo.

En la pagina 236 el Sr. Victor Garín dice: “…nadie nos dio ninguna instrucción” pero como había usufructuado varias becas le dieron la orden: “Garín haga marchar el Aeropuerto”.

El Sr. Garin se olvida que cuando él llego al Aeropuerto ya estaban trabajando los señores Bidegaray, Roda, Ocampo, Temperán, Benedetto y Garcia Calvo desde mayo de 1946. El Ing. Piacenza se reunía con los cuatro becados a Brasil, para solucionar diversos problemas. El Sr. Garín asistía a esas reuniones de oyente, porque la beca que hizo en Medellín fue de Meteorología y no de Aeropuertos.

En la página 244 le hacen decir al Sr. Ocampo que viajó con cuatro compañeros en 1945 cuando en realidad eran tres los compañeros y se llamaban: Temperán, Benedetto y García Calvo, quien gracias a la vida puede reivindicar a los que trabajaron en el aeropuerto, ya que este libro ocultó sus nombres pensando que estaban todos muertos.

Será por eso que no me invitaron a la inauguración del Aeropuerto y tampoco me invitaron a la entrega de este libro. Un amigo vinculado a la aviación me prestó el libro que le regalaron y me dijo que solamente hicieron doscientos ejemplares. Pero como yo estaba fuera del país, llamé al Aeropuerto para ver si me habían reservado un ejemplar. Me respondieron: “Para usted no hay reservado ningún libro.” Sera porque no querían que desmitificara la actuación de algunos personajes.

También podría gustarte
  1. koto dice

    Mitos y leyendas, una realidad actual.
    Parece que algunos, como el autor de esta columna, no quiere dejar “olvidados” de la historia oficial.
    Por que se da tanto esto? el tiene esta oportunidad, por lo menos una, de dar su testimonio. Cuantos, en cuantas actividades “historicas” quedaron por el camino?

  2. Geronimo Salas dice

    Y que importancia tiene koto su comentario tan al márgen, nada lo conforma señor…si este columnista tiene la oportunidad, bien que aproveche esa oportunidad y los que quedan ,no quedaron en el camino, si los nombra ya no están olvidados esos olvidados…o es necesario dar nombre por nombre, es un tema mundial.

    1. koto dice

      si solo opina por desconforme, medio vaso siempre le queda vacio geronimo.
      Pero si le dan la oportunidad de opinion y la tiene, debe darla. Tanto si es buena como mala, y mas en los lugares donde se habla desde los principios.
      Si su trabajo es evitar la opinion, ud. es parte del problema, no de la solución. Si es parte de lo ultimo, ud. no está opinando, está trabajando para que no exista y lo puede lograr.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.