El hijo de Bolsonaro apoya una moción de repudio a Alberto Fernández

Argumentan que las declaraciones del presidente electo de Argentina, que pide la liberación de Da Silva, resultan una intromisión en el Poder Judicial

0 101

La Comisión de Relaciones Exteriores del Parlamento brasileño, presidida por el diputado Eduardo Bolsonaro, hijo del mandatario Jair Bolsonaro, aprobó el miércoles una moción de censura contra el presidente electo de Argentina, Alberto Fernández. El argumento es que Fernández se inmiscuye en el Poder Judicial de un país ajeno al pedir reiteradamente la libertad del ex presidente Lula da Silva.

El documento de repudio de la Comisión de Diputados dice que el mandatario electo de Argentina no demostró ningún «respeto por las decisiones de las instituciones judiciales del Estado brasileño». Además, que faltó al decoro internacional al ejercer «activismo político en cuestiones internas de Brasil».

El hijo de Bolsonaro celebró la decisión de la comisión: «Fue aprobado el requerimiento de moción de repudio al presidente electo de Argentina», tuiteó. Ahora, la propuesta sigue su rumbo y deberá ser tratada próximamente en el plenario de la Cámara.

La medida fue propuesta por el diputado Luiz Philippe de Orleans, del Partido Social Liberal (PSL). El hombre es conocido por ser parte de la antigua familia real brasileña.

Ni bien Fernández ganó las elecciones, escribió en twitter: «El nuevo presidente argentino Fernández no comienza bien (…) calificar a los corruptos como prisioneros políticos es una bofetada al sistema judicial brasileño y a millones de brasileños».

Desde que Fernández se posicionó como candidato a presidente por el Frente de Todos, buscó dejar en claro que el pedido de liberación de Lula da Silva sería un punto clave durante su campaña y en su eventual gestión.

A partir de entonces, lo expresó toda vez que hubo oportunidad. En septiembre, cuando estuvo en Madrid, dijo: «Lo que está pasando con Lula y Correa es imperdonable. Lo que está pasando Cristina Fernández de Kirchner ha sido una persecución sistemática que construyó teorías políticas para favorecer su procesamiento».

Todas sus declaraciones apuntan a la teoría de que existe -a nivel regional- un ‘law fare’ o ‘guerra judicial’ contra lo que fueron gobiernos populares en la década pasada.

Incluso el mismo día de la elección nacional, Fernández felicitó por su cumpleaños a Lula y reiteró que -según él- está «injustamente preso hace un año y medio». Y sin ir más lejos, ayer mismo volvió a pedir la liberación durante una ponencia en México.

También podría gustarte

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.