"Hay que superarse siempre en el arte, sin hacer concesiones y hacer el mejor teatro, y eso significa con mucho compromiso social y político", dijo Héctor GuidoEl Galpón celebra sus 70 años homenajeando a sus actores sin olvidar su compromiso social

2 428

La Institución Teatral “El Galpón” es sin lugar a dudas un referente de la cultura uruguaya y un bastión que se ha doblado pero que no ha claudicado en su afán de acercar lo mejor del teatro y otras artes no sólo a los uruguayos sino a públicos de mundo entero.

Fundada en 1949, este año está cumpliendo su 70ª temporada de actividad y con la meta de clara de plantear siempre nuevos desafíos. Esta asociación civil cultural, que tiene hoy al frente al actor y director Héctor Guido, y prepara un 2019 con novedades que convocarán a miles de espectadores.

“Realmente estamos muy satisfechos y contentos todos con el recorrido de El Galpón. Hemos ingresado en el año del 70 aniversario y eso nos produjo reflexionar sobre todo lo que nos han dejado las generaciones anteriores, lo que uno puede ver materializado en el patrimonio material, que es un edificio impresionante y tres salas sobre la Av. 18 de Julio, y otro edifico sobre la calle Guayabo donde tenemos la parte técnica y la Escuela Mario Galup. Pero fundamentalmente el gran capital que nos han dejado todos los compañeros que pasaron por la institución, que es el ejemplo de ética, de compromiso, y de cómo tenemos que concebir el arte dentro de un mundo que requiere la reflexión, y el arte contribuye mucho a eso”, dijo a LA REPÚBLICA Guido.

Remarcó que “a veces, como sociedad, no somos todo lo agradecidos con aquellos que nos han dado tanto. Pensando en eso, nos pareció imprescindible abrirle las puertas de El Galpón a compañeros que están en su plenitud, como es el caso de Villanueva Cosse o de Aderbal Freire a Uruguay. La idea es recordarle a los nuevos compañeros, también, que ellos hacen parte de nuestra historia”.

Un ejemplo único

Recordó que “no hay institución en el mundo que cumpla 70 años y tenga esta estructura autogestionada, que es una asociación civil, y con una historia de compromiso, lucha, exilio, cárcel, persecución, pero renaciendo siempre y resistiendo. Cada vez que viajamos, en el mundo El Galpón es un ejemplo único. Es producto de su contexto, de lo que es Uruguay”.

Guido hizo especial hincapié en que “este teatro es posible gracias a los trabajadores y colaboradores anónimos que nos han respaldado, y eso es lo que se llama capital social. Este teatro subsiste no porque tengamos apoyos del Estado, subsidios, o políticas culturales que lo protejan, sino porque tenemos a la gente detrás. Cuando tenés espalda social no hay capital que sustituya a eso”.

Acerca de las novedades que tendrá para esta temporada 70, que se denomina “Dervy Vilas”, Héctor Guido destacó que “la idea central es que sea un teatro de 12 meses. En enero ya tuvimos un estreno, ‘Casa de Muñecas’, de Ibsen, con dirección de Marcelo Díaz, y este fin de semana vamos a tener otro (ver nota aparte). En febrero se retomará ‘Viralata’, en la Cero, y ‘Los cumpleaños de Irina’, en la Atahualpa. Además tendremos una coproducción con un teatro alemán, proyecto que se llama ‘En tránsito’. Se va a estrenar acá. Es un intercambio internacional muy importante. Luego saldrá de gira”.

Año “muy movido”

Adelantó que también este año se verá “una obra escrita y dirigida por Santiago Sanguinetti, ‘Bakunin’. Está previsto que venga Laurent Berger, un gran director francés que se ha dedicado particularmente a Shakespeare, que haría ‘Medida por medida’. También vendrá Sanchíz Sinisterra. No puede faltar Aderbal Freire. Y hay varios proyectos más en carpeta, con la aspiración máxima de seguir creciendo, desde el ángulo que creemos. Hay que superarse siempre en el arte, sin hacer concesiones y hacer el mejor teatro, y eso significa con mucho compromiso social y político, desde lo profundo de las entrañas. Siempre vamos a estar del lado de los intereses de las clases populares, de los trabajadores. Esperamos que maduren las políticas culturales y se tome conciencia del rol que juega la cultura. Va a ser un año muy movido para los uruguayos. Esperamos que se mueva en el nivel de la virtud y de la inteligencia y no en otros niveles que a veces aparecen, que nos hacen muy mal como sociedad”.

La Historia cronológica de El Galpón

1949: 2 de setiembre: Fundación de la Institución. Comienzo de las obras de remodelación de la sala “Mercedes”, primera sala de El Galpón.

1951: 4 de diciembre: Inauguración de la sala “Mercedes” con la obra “HEROES” de B. Shaw (dirección de A. Odizzio).

1964: Firma del contrato de compraventa del cine Grand Palace para construir una nueva sala teatral sobre la principal avenida de la ciudad. Comienzo de las obras de remodelación.

1969: 9 de enero: Inauguración de la sala “18 de Julio” con la obra: “EL SEÑOR PUNTILA Y SU CRIADO MATTI” de B. Brecht, con dirección de César Campodónico.

1976: 7 de mayo: Por decreto de la dictadura militar impuesta tras el golpe de estado de junio de 1973, se clausura la Institución y se expropian todos sus bienes. Varios integrantes se refugian en la Embajada de México, país que les concede asilo político, hacia donde posteriormente, se trasladarán para establecerse manteniendo la unidad y existencia del grupo.

1976/1984: Durante el exilio en México, El Galpón realiza 2.500 representaciones recorriendo todos los estados mexicanos y diferentes ciudades de 20 países de América y Europa, denunciando la situación en Uruguay. El conjunto de integrantes que permaneció en el país resiste la dictadura de diferentes formas: desde las cárceles, conformando otros grupos.

1984: 12 de octubre: Regreso de El Galpón a Uruguay y reunificación del grupo con los integrantes que permanecieron en el país.

1985: 1º de marzo: Se firma el decreto por el cual se revoca la clausura de la Institución y se dispone la devolución de la Sala “18 de Julio” a sus legítimos dueños.

9 de mayo: Reinauguración de la Sala “18 de Julio” con la obra: “ARTIGAS GENERAL DEL PUEBLO” de M. Schinca y R. Yañez con dirección de Atahualpa del Cioppo y C. Campodónico. Apertura de la Escuela de Artes Escénicas Mario Galup.

1992: 23 de abril: Inauguración de la “Sala Cero” con la obra: “LA OTRA JUANA” de A. Mastandrea con dirección de Juan C. Moretti.

1995: 26 de octubre: Inauguración de la Sala “Atahualpa” con la obra “EL DIA QUE EL RIO JORDAN PASO POR LA TEJA” de Eduardo Sarlós, con dirección de César Campodónico y Héctor Guido.

2007: El gobierno otorga por ley sancionada en el parlamento $ 2 millones como reparación a los daños ocasionados a la Institución Teatral El Galpón por la dictadura (1973-1985).

2008: Reforma y reinauguración de la sala César Campodónico: rediseño de techo y caja acústica, ampliación del escenario, construcción de camerinos, renovación total de su tecnología de aire, audio y luces, y su acondicionamiento acústico y ampliación de la sala a 800 butacas.

También podría gustarte
2 Comentarios
  1. Silvia Prida dice
    Nunca me voy a olvidar de las obras que vi en El Galpón antes de la dictadura: Rinocerontes de Ionesco en la sala de la calle Mercedes, Fuenteovejuna con un final diferente al de Lope, El circulo de tiza caucasiano de Bertod Briecht, etc. Acabo de ver el sábado Casa de muñecas y creo que después de tantas dificultades El Galpón ha vuelto a ser lo que fue desde sus inicios.
  2. Silvia Prida dice
    Muy bien, agradecería que me mandaran información de actividades.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.