#IdearioEl fin del lulismo y del progresismo

8 848

Los comentaristas han llenado páginas explicando el éxito de Bolsonaro, lo que no esclarecen es dónde están los votos que le hubiesen dado la victoria a Lula en la primera vuelta. Súbitamente, una tormenta cambió la historia brasileña y en un tris, los 43 millones de sufragios que respaldarían al ex obrero se escabulleron. Si ganara Haddad en la segunda vuelta no sería por Lula sino para impedir el triunfo del capitán.

Sin duda es escandaloso el ascenso de Jair Messias Bolsonaro, casi tanto como la falta de apoyo a Fernando Haddad en tanto sustituto de Lula. Un fenómeno penoso que cambiará radicalmente el entorno político regional, sobre todo, el envalentonamiento de Macri quien intentará aprovechar el shock. En medio del desconcierto, encarcelar a Cristina e impedirle su candidatura a la presidencia el año próximo. A lo anterior es pertinente agregarle la hostilidad del gobierno brasileño contra Nicolás Maduro.

Es muy posible que muchos favorecidos con las políticas populares de Da Silva hayan votado a Bolsonaro, en tal sentido, el capitalismo que impulsó Lula y Dilma no robusteció ningún progresismo, en todo caso, empobreció su discurso y gestión, a medida que le hacía más concesiones al gran capital.

A ese discurso le debemos sumar la formación de alianzas con sujetos impresentables (Michel Temer, Eduardo Cunha, Henrique Meirelles) definiendo una pobreza política que debilitó grandemente el “progresismo” (concepto vago), elevando la importancia del líder; propietario exclusivo de la credibilidad suficiente para operar cambios económicos que limiten la brutalidad del capitalismo salvaje.

Sin embargo, un paliativo no es una solución permanente. En tal sentido, a mediano y largo plazo, lo construido por un gobierno sensible al padecimiento de los sectores más carenciados, culminó sirviéndole la mesa al antes citado capitalismo salvaje.

No solamente este contrasentido, sino que la “democracia capitalista” dieron vida a la más tremebunda enajenación provocada por los medios, en especial los electrónicos. Al final, la mentira, la distorsión, la necedad y el odio como bandera, resultados más poderosos que cualquier alegato racional y bien hilado.

He ahí la tumba del progresismo, creer que existe un capitalismo bueno, propiciador de una democracia popular. Tras su limitada experiencia se apersonaron los representantes del gran capital (Piñeda, Temer, Macri, Luque) empecinados en incrementar las ganancias a costa de hambrear a las mayorías. En dos años, Macri borró doce años de kirchnerismo y después se propuso superar a Carlos Saúl Menem en impulsar políticas económicas aberrantes.

El péndulo imposible

Hay quienes creyeron que el retorno a la democracia posibilitaría un civilizado péndulo entre gobiernos conservadores e izquierdosos. Esta perversión que nació en Chile, define a una fuerza política popular pragmática enfocada en ocupar la silla aunque se obliguen a prestarla uno o dos periodos. De esta manera, a un periodo destructivo le seguiría otro reconstructivo.

Pues, esta fantasía no tiene basamento. Lo que creció fue una derecha rapaz, que se hizo presente cuando destituyeron a Zelaya, Lugo, Dilma. Ahora le tocó el turno a los golpes jurídicos iniciados al condenar sin pruebas a Lula. En el ínter, se debe contar el cambio de rostro estilo Lenín Moreno y la persecución en curso contra su impulsor Rafael Correa.

La derecha llegó para quedarse. La democracia electoral ha sido barrida tras ensuciar los comicios, táctica recomendada por Steve Bannon el que llevó a la presidencia a Trump y asesora a Bolsonaro. Varias empresas dedicadas a enturbiar las aguas e intoxicar el ambiente propiciando campañas basadas en mentiras y odio (especialmente en internet y WhatsApp) han conseguido que el sufragio se volatilizara.

El voto razonado es historia, hoy cuenta más lo que difunden los medios y el sufragio se ha cosificado como una mercancía (en México, comprarlo es una costumbre muy asistida). Demás está decir que sin información verídica y debate clasista, el ciudadano es una entelequia.

Existe un cuadro peor, la conspiración tácita de los dirigentes que se niegan a enfrentar la realidad, esperanzados en volver al poder gracias a la “rebelión” pacífica de los hambrientos. Dirigentes que no previeron el impacto de los medios enfrascados estos en fortalecer a la derecha a extremos inusitados.

El mayor ejemplo está en juego, sufragar a favor de una dictadura constitucional en Brasil. Pese a la tormenta, estos cabecillas tribales vislumbran que al escampar seis o diez años después, ellos estarán allí (o sus hijos) agitando las mismas banderas desteñidas. Ya los partidos se han autodevaluado, pero hay quienes siguen lucrando con los estandartes y discursos menos creíbles que la parusía.

P.S. Hablando de fakenews, Trump dejó picando una información demencial. Según su retorcido cerebro, en la caravana de hondureños en marcha hacia EEUU, hay árabes y terroristas. Seguramente los confunde con los agentes de la CIA que pululan en Chiapas.

La maniobra electorera del presidente pretende convencer a los norteamericanos de que la caravana se propone invadir su nación. ¡Oh my god! No obstante, sería conveniente que dejara en paz a 7 mil centroamericanos estancados en Tapachula a 4 mil kilómetros de la frontera y se ocupara en encontrar a los ¡6 mil! menores de edad secuestrados por los servicios migratorios del “coloso del norte”, según datos aparecidos en La Jornada hace quince días.

También podría gustarte
8 Comentarios
  1. El chacal dice
    Bolsonaro más carajo , otra izquierda menos al poder ahora toca acá jajajaja
    1. Luis II dice
      Te viene bien el apodo! No pensás en el futuro de tus hijos y nietos? Dónde quedaron los pensamientos y manera de actuar que nos legó el Cristianismo? No sabés que este hombre dice que no existieron 20 años de dictadura en Brasil? Recapacitá! te están usando y contra los mas infelices.
      1. El chacal dice
        A mí me usa la izquierda cobrandome impuestos , suviendo luz ,agua, teléfono ,combustible Ext para pagar el robo en Ancap .Y que me decís de fripur Pluna fanapel Pili , motociclo , y capas que Conaprole , los 50000 sin laburo y la inseguridad ??? Hace unas semanas mataron a mi tío en Toledo ahora dime a quién convencen ,???? No me jodas despertar como despertó Brasil .
  2. Camilo dice
    En Venezuela están mejor no tienen ninguna oposición hacen lo que quieren y ya se fueron mas de 2.000.000. Para de mentir
  3. ugo codevilla dice
    Camilo: 2 millones de emigrantes son el 7 % de la población venezolana. Uruguay tiene 600 mil nacionales fuera del país que son el 17 % de los residentes en el país.
    1. Walter dice
      Ugo Codevilla, que tienen que ver esos porcentages frente al drama que viven los venezolanos? Habla con ellos en la feria de Tristan Narvaja y te daran mucha pena conocer por sus propias historias, el drama que vive toda Venezuela
    2. Tito Livio dice
      ¿Qué respaldo científico o comprobable tienen sus números? NINGUNO. Los versos son para la poesía. La situación de Venezuela es ESPANTOSAMENTE HORRIBLE. Un país riquísimo, ahora deshecho, robado. Donde matan a la gente por protestar pidiendo la comida, (o la “tiran por las ventanas”. Sin medicamentos, así están hospitales, enfermos. Ni siquiera veterinarios, se cayó la producción, se cerraron las principales industrias por falta de materias primas. La gente escapa por donde puede y todavía en el norte del Brasil, les sacan lo poco que llevan, prostituyen a las mujeres que solo quieren enviar un poco de dinero a sus familias e hijos… ¡por favor!
  4. yaco dice
    De Venezuela no emigran HUYEN!!!!!!!

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.