OpiniónEl fenómeno Villalta

Nadie imaginaba que el candidato del nuevo Frente Amplio de Costa Rica podría estar primero en las encuestas a solo un mes de las elecciones nacionales.

0

Varios analistas lo llaman “el fenómeno Villalta”, pero en realidad se trata de un joven abogado de 36 años sumamente comprometido con todas las causas populares, que contando con muy pocos recursos económicos para desarrollar su campaña, está primero en las encuestas.

Por su parte Johnny Araya, el candidato oficialista, se desplomó en las encuestas entre noviembre y diciembre, habiendo sido el favorito hasta el mes de octubre.

En un artículo en LA REPÚBLICA que publicamos el 28 de octubre, decíamos textualmente: “Lo que aparece como interesante es un crecimiento sostenido del Frente Amplio con su candidato José María Villalta, quien cuenta con una importante aprobación por su gestión como diputado”.

Para el 2 de febrero, día de las elecciones, son tres los candidatos con posibilidades reales en la actualidad: Villalta, Araya o Guevara; este último, de la derecha más recalcitrante.

Cuando dijimos que era muy interesante lo presentado por Villalta, lo basamos fundamentalmente en tres cuestiones.

a) El desastroso gobierno realizado por Chinchilla, la actual presidenta.

b) La candidatura de Araya si bien podía confundir a mucha gente por su positivo desempeño como alcalde, no dejaba de ser del mismo partido que hoy está en el gobierno.

c) La excelente actividad desplegada por Villalta, muy ligado a la gente, sumamente capaz en su desempeño y consecuente contra temas tales como la minería, además de un gran trabajo que despierta muchas simpatías en la juventud.

La derecha, por su parte, ya comenzó a elevar fantasmas mediáticos, como el chavismo y el sandinismo, tratando de emparentar a Villalta con dichos sectores.

Hasta el momento, Villalta en todas sus apariciones no pierde la cordura en sus declaraciones, se preocupa más de proponer que de contestar diatribas, cuestión muy importante en cualquier campaña electoral y más en un pueblo mesurado como el “tico”.

Todo está por saberse de aquí al 2 de febrero, pero lo que ya es real es que el Frente Amplio es mucho más que una corriente de opinión en Costa Rica. Para ser el ganador en primera vuelta, Villalta necesita tener el 40 % de los votos; de lo contrario, habrá segunda vuelta el 6 de abril.

Realmente el voto a Villalta está demostrando un cambio real en el pueblo, una saturación de más de lo mismo, y se abre una nueva situación política para el conjunto del Movimiento Popular. Esto de por sí ya es muy importante.

Sin dudas que esto ya mueve las piezas no solo en el tablero político de ese país, sino también en toda la región centroamericana. Un cambio en Costa Rica sería trascendental.

También podría gustarte

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.