BIENESTAREl fenómeno de la meditación en cuarentena y sus ventajas

¿Por qué se utilizan las técnicas de introspección para sortear el aislamiento? Salud mental y mejora en el sistema inmunológico

Mientras muchas personas aprovechan el tiempo en casa para entretenerse con challenges de redes sociales o para hacer maratones de series, otras optan por transitar la reclusión acercándose a un camino más espiritual. La meditación, el mindfulness y las técnicas de yoga se convirtieron en un aliado. En un momento de tanta incertidumbre y miedos, las prácticas para enfrentar la pandemia es un camino que va sumando nuevos adeptos.

Las búsquedas de usuarios de Google sobre “cómo meditar en casa” se duplicaron y el concepto “meditación” se volvió una de las tendencias de googleo. En Pinterest en tanto, “meditación para principiantes” se convirtió en uno de los temas más requeridos y la cantidad de interesados creció un 108%. Las aplicaciones móviles de meditación, por su parte, también vieron un notable incremento en la cantidad de descargas y usuarios nuevos.

Es que este tipo de prácticas no sólo ayuda a mantener una armonía mental, sino que además pueden contribuir a mejorar la salud general. Un estudio divulgado en la publicación estadounidense “ClinicalPsychologyReview”, por ejemplo, demostró que las prácticas de meditación no sólo contribuían al bienestar mental, sino que además ayudan a mantener el normal funcionamiento del sistema inmune.

Así, cada vez son más las personas que optan por aprovechar este momento para acercarse a un camino de introspección y autoconocimiento.

Bienestar. De acuerdo a un informe realizado por la psiquiatra Samantha Brooks del King’sCollege de Londres, cuando un individuo es privado de su libertad por cuestiones de salud desarrolla varias reacciones. Las primeras dos son ansiedad y miedo, a las que les siguen depresión y, en casos más extremos, ataques de rabia. La especialista, que investiga este tipo de reacciones desde epidemias anteriores como el SARS en China en el 2002 o el brote de ébola en África en la última década, explica que la mejor manera de sobrellevar el trance es a través de la meditación y el empleo de técnicas de mindfulness.

“Las circunstancias que estamos viviendo generan una gran movilización de emociones y el miedo es una de ellas. Ese miedo sumado a la vivencia de pérdida de control sobre la propia vida y la incertidumbre sobre cuándo y cómo terminará todo esto, llevan a la búsqueda de recursos para transitar este tiempo de la mejor manera posible. Y también a buscar herramientas para serenar la mente y sus pensamientos catastróficos, recuperando así la sensación de cierto control sobre nosotros mismos. La meditación y el mindfulness son prácticas muy favorecedoras para lograr bienestar emocional, disminuir el estrés y bajar los niveles de ansiedad”

Las sesiones de meditación en casa no son extensas. Pueden durar entre 5 y 15 minutos y los especialistas recomiendan que, de ser posible, se realice dos veces por día. “Es como un entrenamiento. Al principio es muy probable que salga mal, ya que siempre nuestras cabezas pueden ir para cualquier lado y no estamos acostumbrados a vivir el presente. Pero lo importante es tomarse un momento del día para poder abstraerse y prestar atención al ahora y a nuestras sensaciones

Otro aspecto clave para entender por qué la gente busca refugiarse en un camino espiritual en este momento y es el aval científico. “La gente empezó a confiar mucho más y a desterrar preconceptos porque se ha comprobado que técnicas como estas realmente ayudan. Aún existen mitos, pero cada vez menos y los resultados que consiguen quienes lo hacen, hace que cada vez más gente se interese.

Hoy, estas técnicas no son vistas como una excentricidad, sino que forman parte de tratamientos médicos y hasta la Organización Mundial de la Salud (OMS) las recomienda como clave para mantener la “salud integral”, aquella que nuclea bienestar físico, mental, espiritual y social.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Abrir chat