«El Estado tiene que ser más activo con las soluciones» sobre la pandemia, pidieron los trabajadores de la salud

Dirigentes de la FFSP y la FUS se reunieron con el presidente Lacalle Pou y también le dijeron que «el sistema de salud necesita aire».

El secretario general de la Federación de Funcionarios de la Salud Pública (FFSP), Martín Pereira, y el también secretario general de la Federación Uruguaya de la Salud (FUS), Jorge Bermúdez, se reunieron este martes con el presidente Luis Lacalle Pou, con el fin de de hacerle llegar la situación que viven los trabajadores de la salud hoy en día debido a la emergencia sanitaria. Asimismo, plantearle la necesidad de reducir la movilidad.

Tras la misma, Pereira dijo en rueda de prensa que le transmitieron «la vivencia de los trabajadores de la salud de primera mano al presidente». Una «situación que nos preocupa a las federaciones de la salud, pero también tiene preocupado al pueblo uruguayo», explicó.

Afirmó que quisieron que «tuviera de primera mano los datos que nosotros veíamos, la situación que se está viviendo en todas las áreas». Aseguró que en los últimos días «se han puesto los CTI en el tapete, pero está todo el sistema con falta de recursos humanos. Hay cerca de 1.000 trabajadores cursando la enfermedad, y con lo que esto conlleva, cerca de 3.000 o 4.000 en aislamiento por los contagios».

Sobre la reducción de la movilidad sostuvo que «hubo un intercambio de qué puede ser y qué no y ver la realidad que se vive. No solo los números sobre el sistema de salud». Afirmó que no piden un toque de queda sino bajar la movilidad. «Hay herramientas para los trabajadores formales que pueden ser utilizadas rápidamente para que el trabajador si algún área específica se cierra pueda ser cubierto por el seguro de paro. Hoy se cobra el 50% o el 75%, eso se puede llevar al 100%, ese tipo de medidas sirven para bajar la movilidad, para darle aire al sistema de salud», añadió.

Pereira dijo que a su parecer «la libertad responsable e individual ya quedó demostrado que no ha alcanzado y estamos con el pico de casos que tenemos». «El Estado también tiene que jugar en esto y eso fue parte de los planteos que le hicimos al presidente. Tiene que ser más activo con las soluciones», señaló.

Agregó que en la reunión se estableció «seguir intercambiando con las autoridades de la salud y con él en caso de que sea necesario». Destacó que «quedó la puerta de diálogo abierta».

En este sentido, Jorge Bermúdez, secretario general de la FUS, dijo que «fue una reunión muy franca, donde el presidente escuchó con mucha atención los planteos de los trabajadores».

No seguir «contando muertos»

Bermúdez, por su parte, remarcó la idea de que hay que darle «aire» al sistema, y señaló que «para que la vacuna surja efecto hay que ser más cuidadoso en regular la movilidad. Lo que se arriesga es que antes que la campaña de vacunación surja el efecto deseado sigamos contando los muertos», agregó. Recordó que desde marzo de 2020 y hasta ahora ocho trabajadores de la salud han muerto por coronavirus.

Para el dirigente es «indispensable regular alguna movilidad», y comentó que Lacalle Pou «escuchó» los planteos, algunos de los cuales se llevó para discutir con sus asesores.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Abrir chat