GABRIEL FERNÁNDEZ: "MI GRAN SUEÑO ES PODER GANAR LA COPA LIBERTADORES"El debut soñado del «Toro»: «Tres horas antes estaba firmando el pase»

¿Qué más puede pedir un goleador que debutar mandando a la red la primera pelota que toca? Fue lo que le ocurrió a Gabriel Fernández en Peñarol, con el agregado de que tuvo la fortuna y la virtud de hacerlo en un clásico. «Uno siempre piensa en positivo, así que estoy contento con el debut. Me tocó entrar y por suerte pude hacer el gol», valoró el «Toro», quien contó en «Tuya y Mía» lo raro que fue su lunes, pues «Tres horas antes del partido estaba firmando el pase en la AUF». En el momento en que la pelota superó la oposición de Esteban Conde y selló el 2-0 que terminaría siendo definitivo, «Sentí mucha emoción. Uno siempre aspira a poder marcar, y por suerte se dio. No sé si lo había soñado, pero estaba convencido de que si entraba iba a poder aportarle algo al equipo». Así vivió la jugada del gol «Leo me dijo que intentara aguantar la pelota para dar oxígeno a los volantes y se me dio ese gol que fue fundamental. Yo iba en velocidad y me dio para frenar. Cuando lo miré (a Rodrigo Piñeiro), lo ví con la cabeza agachada. Después lo hablamos y me dijo que no me había visto. Yo traté de frenar para no quedar adelantado y volver a la línea del defensor, y ahí levantó la cabeza y me dio el pase», relató el flamante centrodelantero aurinegro. Además, contó cuál es su gran anhelo con la camiseta aurinegra: «El sueño es ganar la Copa Libertadores». «Superiores en todas las líneas» Otra voz aurinegra que se dejó escuchar tras ganar el primer clásico de 2018 fue la de Lucas Hernández, lateral que volvió a desempeñar un papel importante en el funcionamiento de su equipo. A criterio del dueño de la banda izquierda de la defensa, «Fuimos superiores en todas las líneas. Pudimos aguantar el 1-0 y después liquidarlo. Fue un partido dinámico, por suerte lo ganamos que es lo más importante», según dijo en «Último al arco». Luego, se refirió al amistoso, rótulo que desde su punto de vista no le queda bien a un Peñarol-Nacional: «Los clásicos son clásicos y nosotros los tenemos que ganar. No hay amistosos. Hay que ganar todas las pelotas divididas». Al momento de mencionar las virtudes que llevaron al mirasol a tener otra alegría clásica, sostuvo: «La solidez del equipo es lo más importante que tiene este plantel. Las sociedades y los circuitos por los costados son claves». Terminó refiriéndose a la presencia del «Canario» Aguiar en Nacional: «Como hincha de Peñarol me dolió ver a Aguiar con la camiseta de Nacional. Pero son decisiones personales y uno tiene que respetar esas decisiones». «Esto es un camino muy largo» Cristian Rodríguez, quien volvió a ser figura ante Nacional, instó a no sacar demasiadas conclusiones de lo ocurrido el lunes, pues queda mucho por recorrer en el futuro. «No hay que quedarse con lo que pasó. Esto es un camino muy largo y duro. Siempre con los pies en la tierra y seguimos mejorando», consideró el «Cebolla». «Esto recién arranca. Tendremos mucha seguidilla con partidos importantes porque a Peñarol todos le quieren ganar. En el equipo que estoy hay muchachos muy humildes y con hambre de gloria. Vamos a trabajar y a hacer todo para seguir por el buen camino en el que estamos», agregó. Al momento de hacer un análisis más profundo del rendimiento mirasol ante Nacional, sostuvo: «El ritmo que impuso Peñarol en el primer tiempo no es el del fútbol uruguayo. Con los equipos de afuera hay que poner un extra porque son muy fuertes y están acostumbrados a jugar copa. Peñarol tiene que concretar eso, hacer las cosas bien y llegar bien a esos partidos». Terminó hablando del fuerte cruce con Diego Polenta: «Fue una jugada dura. Siempre queda una rabia pero son cosas del partido y quedó ahí».

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Abrir chat