El análisis del nuevo celular Realme X50 5G

Smarthpone parecido al resto, pero no igual

El celular Realme X50 5G ya llegó a Europa y en España se puede comprar por 635 dólares. Es un móvil que pesa más de 200 gramos y para desbloquearlo tiene dos métodos. El reconocimiento facial o el lector de huellas. Además, tiene una pantalla Full HD+ y el sonido por el altavoz es aceptable.

Realme sigue nutriendo su artillería en la gama media de celulares y hace poco se dio la llegada a Europa del hermano menor del Realme X50 Pro, el X50 5G, que es un Smartphone que recuerda mucho a otros móviles de esta compañía por fuera y por dentro. La diferencia clave con otros celulares de esta marca es que presente el soporte de 5G.

Varió los interiores

El Realme X50 nos recuerda fuertemente al Realme X3 SuperZoom o al Realme 6 Pro, siendo móviles grandes, gruesos y con líneas de diseño en común, de hecho, tiene las mismas dimensiones que el X3 y la parte frontal es la misma.

Eso sí, la trasera tiene un acabado metalizado reflectante que hace que el verde de la parte trasera sea un juego continuo de reflejos, en contraste con el mate del borde. En éste, se encuentra el lector de huellas/botón de encendido, como los predecesores que hemos mencionado y están en una buena ubicación.

Esta parte, se ensucia con bastante facilidad y ofrece bastante rozamiento lo que hace que no se logre deslizarse con facilidad. Pero eso sí, es robusto y macizo, y aunque no bate récords de peso, pasa de los 200 gramos y como suele ocurrir eso se nota en la mano de los consumidores como algo pesado.

Pantalla

En cuanto a la pantalla, Realme vuelve a jugar con la carta de entremezclar rasgos de gama media y alta. En este caso, es IPS de 6,57 pulgadas con resolución FullHD+ de 2.400 por 1.080 píxeles

Lo más interesante es que soporta tasas de refresco de hasta 120 hercios (frente a los 90 Hz del Pro), que se notan por la fluidez sobre todo en los scrolls y los deja activados. Con esta resolución y densidad de píxeles no se eche en falta nitidez, teniendo buen contraste y buenos ángulos de visión.

Viene algo sobresaturado de fábrica, lo que se debe en parte al modo de color de pantalla intenso, teniendo una experiencia más realista y equilibrada con el modo suave. Con ello el balance de blancos varía a un tono demasiado cálido, pero en los ajustes de pantalla encontramos un deslizador para configurar esto bastante a nuestro gusto, así como el OSIE Vision Effect que da un extra de contraste que enriquece la visualización de vídeos.

La pantalla ocupa un 83,9% de la interfaz, aunque la isleta de las cámaras deja una barra de herramientas de unos 7 milímetros y da la sensación de que los elementos queden perdidos.

Audio

En cuanto al audio, el Realme X50 5G dispone de un sólo altavoz y no tiene jack de 3,5 milímetros. El sonido por el altavoz es aceptable, con un rango dinámico no demasiado amplio y un volumen máximo suficiente, aunque siempre será algo mejor si le ponemos auriculares y quizás en este caso prefiramos desconectar el Dolby Atmos.

Para el desbloqueo, este móvil dispone tanto de reconocimiento facial como de lector de huellas, que como hemos visto es físico y se sitúa en el borde lateral. En ambos casos el desbloqueo es rápido y correcto.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Abrir chat