«El agradecimiento es la memoria del corazón»: recordando a Luis Manzione

Ya hace 14 años que este actor emblemático de la Comedia Nacional se fue a subirse a las tablas en las estrellas.

Luis Manzione es un actor egresado de la Escuela Municipal de Arte Dramático en 1986, comenzó a realizar teatro amateur desde joven, a los 8 años, y a trabajar con distintos elencos de la ciudad de Minas (su ciudad natal). Desde el año 1985 trabaja como becado en la Comedia Nacional, hasta ingresar al elenco, recorriendo con su trabajo los diferentes géneros teatrales, desde el sainete hasta la tragedia, siempre imprimiendo a sus personajes una impronta muy personal. Integró el elenco oficial de la Comedia Nacional hasta su fallecimiento, el 19 de diciembre de 2006.

Debería ser un hábito recordar a nuestros artistas. Sobre todo, cuando fueron personas que dedicaron su vida de lleno a esta profesión que por momentos se torna ingrata. Dicho esto, sin ánimo de poner en tela de juicio un trabajo tan noble pero sí en ocasiones olvidado o no recordado en su justa dimensión. Detrás de un personaje hay un trabajo, un tiempo dedicado a su creación, al entrar dentro de otra piel y apropiarse de ese y de otros seres que poblarán la historia de ese actor o actriz.

En el caso particular de Luis Manzione podemos afirmar por versiones de gente muy allegada a él, que en su vida personal no se despegaba del teatro.

Muchas veces sus respuestas eran frases de diferentes textos, ese eterno jugar con ese amor que se había apropiado de su vida. No conocemos y no queremos entrar en especulaciones sobre su muerte. Cada ser humano es un enigma en sí mismo. Lo que deseo recordar es a ese joven sociable, amigo de sus amigos, que sabía cocinar como pocos y le gustaba compartir. El que llevaba a sus sobrinos a ver obras de Teatro para niños. Un ser bondadoso y cálido.

Quien fuera su esposa hace muchos años y se convirtiera en gran amiga -me refiero a la Dra. Ana María Cabezas Colo-, guarda hermosos recuerdos de él. Se conocieron estudiando teatro y luego compartieron varios espectáculos.

Fue ella quien impulsó este artículo a modo de homenaje. Y esto es cosa buena.

Vivimos apurados, detrás de objetivos por momentos no relevantes y podemos cometer el pecado de olvidar rápidamente a aquellos que nos brindaron su arte, para ellos su mayor tesoro.

Luis nació el 12 de julio de 1962. Murió a los 44 años, cuando aún tenía mucho para ofrecernos y mucho para disfrutar.

Aquí va una nómina, quizás no completa pero sí muy significativa de sus trabajos. Fue un excelente actor, que llevaba en sí la responsabilidad de sus composiciones. Nominado en varias oportunidades al Premio Florencio, dejó a su partida el recuerdo no sólo de un actor talentoso sino de un ser humano querible. En definitiva, es esta condición, la humana, la mejor herencia.

Una pléyade de espectáculos con la Comedia Nacional

Sueño de una noche de verano, de William Shakespeare. Dirección Sergio Otermin
Oh papá, pobre papá, Mamá te encerró en el ropero y yo me siento muy triste, de A. Kopit. Dirección Luis Cerminara.
Las damas del buen humor, de Carlo Goldoni. Dirección Elena Zuasti
Kaspar, de Peter Handke, dirección Nelly Goitiño
La vida es sueño, de Calderón de la Barca. Dirección Eduardo Schinca
El Otelo oriental, de Milton Schinca, dirección Jorge Denevi
Libertad en Bremen, de Rainer Werner Fassbinder. Dirección Jorge Curi
Miss Mártir, Texto y dirección Álvaro Ahunchain.
Todo desnudo será castigado, de Nelson Flores, dirección Omar Varela
Los caballos, de Mauricio Rosencof. Dirección Jorge Curi
Con el uno, Ladislao, de Carlos Maggi. Dirección Carlos Aguilera
Paysandú. La canción de los orientales, de Ruben Berthier. Dirección Ruben Yáñez.
Las de Barranco, de Gregorio de Laferrére. Dirección Dumas Lerena
Rinocerontes, de Eugene Ionesco. Dirección Nelly Goitiño.
El Tiempo y los Conway, de John B. Priestley. Dirección Jorge Denevi.
A pico seco, de Feydeau. Dirección Eduardo Schinca.
Las fenicias, de Eurípides. Dirección Aderbal Freire – Filho
El Acero de Madrid, de Lope de Vega. Dirección Eduardo Schinca
Después de la caída, de Arthur Miller. Dirección Juver Salcedo
Los nunca vistos, Teatro Leído de autores varios
Mi familia, de Carlos Liscano, dirección Ernesto Clavijo
Crónica de un crimen, versión de Walter González. Dirección Ruben Yáñez
Decir Adiós, de Alberto Paredes. Dirección Jorge Curi
Platonov, de Anton Chejov, dirección Omar Grasso
El conventillo de la Paloma, de Alberto Vacarezza. Dirección Ruben Yáñez.
La nona, de Roberto Cossa. Dirección Dumas Lerena
Turcaret, de Alain René Lesage. Dirección Daniel Spinno Lara
Diktat, de Enzo Cormann. Dirección Jaime Yavitz.
Las cosas que hacemos por amor, de Alan Ayckbourn. Dirección Jorge Denevi
Homenaje a Paco Espínola, sobre textos de Espínola. Dirección Duilio Borch
Las mil y una noches, Dirección General Héctor Manuel Vidal.
El gran día, de Jean Luc lagarce. Dirección Héctor Manuel Vidal
Titus Andrónicus, de William Shakespeare, dirección Levón
Las Traquinias, de Sófocles, dirección Adel Hakim

Para cerrar este sencillo, sentido y merecido homenaje a un actor que quedó durante muchos años alejado de la memoria colectiva, sólo escribiré lo que siento en este momento: ¡¡Gracias por todo, gracias por tanto!! Hasta cualquier momento Luis…

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Abrir chat