#OpiniónEl acuerdo entre el Mercosur y la Unión Europea, un hito para Uruguay

1 134

Luego de 20 años de negociaciones, finalmente se alcanzó un acuerdo entre la Unión Europea (UE) y el MERCOSUR, configurando para este último un hecho histórico y un hito en su inserción comercial internacional.

Cabe señalar que, – mientras el mundo se encuentra bajo grandes tensiones internacionales que llevaron a que el comercio mundial no fluyera debidamente, como por ejemplo la guerra comercial entre Estados Unidos y China, la salida de Gran Bretaña de la UE y el avance a nivel mundial de la derecha proteccionista y contraria a los procesos de integración- este acuerdo llega para oxigenar y se despliega como una señal potente de que respaldamos el comercio basado en reglas y normas establecidas.

La UE representa el segundo destino comercial del MERCOSUR, y se constituirá tras el acuerdo en un mercado de casi 800 millones de consumidores.

Es importante destacar que el comercio entre los países de ambos bloques se elevó en 2018 a casi 88.000 millones de euros (unos 103.500 millones de dólares). Todo este combo representanta una gran oportunidad para el Uruguay mediante la cual va poder ofrecer a las empresas nacionales e internacionales que se instalen en el país un mercado de nuevas características para su producción, generando puestos de trabajo y mayores ingresos a nuestro país.

En la misma línea, las quitas arancelarias que integran el tratado se prevé que nos traerán beneficios anuales de US$ 100 millones.

No quedan dudas que la firma de este tratado implica una gran ventaja para las exportaciones uruguayas y un mercado con consumidores de un poder adquisitivo grande que apuntan a la calidad.

En un país que más que en términos de volumen y cantidad –dadas las limitaciones propias de la escala- debe especializarse en la calidad de sus productos y servicios, significa una oportunidad importante tener acceso a un mercado que apunta a estos estándares.

Uruguay obtendrá básicamente mejoras en las exportaciones de materias primas como la carne vacuna, arroz, miel, entre otros productos.

Vale la pena ilustrar las palabras anteriores con algunos ejemplos de los cambios que implicará pero también de algunas vicisitudes propias del proceso de negociación.

En este sentido, nuestro producto estrella, la carne vacuna, finalmente ingresará con 99.000 toneladas libre de impuestos, aunque la oferta inicial de la UE que contaba con el aval de Argentina y Brasil había sido de 70.000 toneladas.

No fue entonces sino gracias a la posición firme de Uruguay que esgrimía que ese era un monto insuficiente para cerrar el acuerdo, que se logró un incremento de 19.000 toneladas.

Asimismo, también se lograron grandes avances en otros productos agrícolas donde Uruguay cuenta con una ventaja comparativa como: arroz 60.000 toneladas, miel 45.000 toneladas, maíz dulce 1000 toneladas, carne de porcino 25.000 toneladas, y aves de corral: 180.000 toneladas. Todas estas cantidades libres de impuestos.

Esto muestra el fin del relato de la oposición, que plantea que bajo los gobiernos del Frente Amplio el país se encuentra aislado del mundo y sin agenda.

Es por esto por lo que también cabe recordarle que, en este periodo de gobierno, además de la firma y ratificación del TLC con Chile y el acuerdo con la UE, se continúa negociando con la Asociación Europea de Libre Cambio – bloque que lo integran Suiza, Noruega, Islandia y Lichtenstein -, y que justamente tras la firma con la UE se acelerara el proceso con este grupo.

Asimismo, se está en tratativas de un TLC con Canadá, donde se encuentran muy avanzadas las negociaciones; y finalmente, lo hacemos con dos importantes países asiáticos, por un lado Corea del Sur y por el otro Singapur, que es un país clave del sudeste asiático.

Claramente podemos afirmar que bajo los gobiernos del Frente Amplio se ampliaron y se diversificaron los mercados internacionales como nunca.

Ahora el desafío se encuentra en que el ingreso a éstos sea en las mejores condiciones, apuntando a este tipo de acuerdos que logren verdaderas zona de libre comercio, donde se apueste a la cooperación para el fomento del crecimiento económico, el empleo y las inversiones para nuestro país, continuando con el objetivo de crecimiento económico y distribución de la riqueza como solo los gobiernos del Frente Amplio lo consiguieron.

También podría gustarte
1 comentario
  1. Mario Conde dice
    Esperemos que no termine siendo un acuerd-hito….

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.