Ejército de EEUU despliegan sus «drones de bolsillo»

El Gobierno de los Estados Unidos invierte gran parte de su presupuesto federal en el ejército, uno de los más grandes del mundo. Se trata de una de las fuerzas armadas más tecnológicas del mundo y una de las mejor equipadas.

0 484

Un portavoz de la 82ª División Aerotransportada comentó al portal Stars and Stripes que la Brigada de Combate de la Tercera División serán los primeros en el ejército en usar los Black Hornets, unos drones «de bolsillo» que caben en la palma de la mano.

Cada uno de los minúsculos drones está equipado con varias cámaras que utiliza para inspeccionar un entorno mientras patrullan. Luego, puede proporcionar a un soldado videos en vivo e imágenes fijas para darles ventaja con respecto a sus enemigos.

Según dice la empresa Flir, que fabrica los Black Hornet, los aparatos «permiten operaciones encubiertas y una mayor seguridad para los soldados desplegados», o sea que está diseñado enteramente para acciones militares y no para uso doméstico.

«Este tipo de tecnología nos salvará la vida porque nos sacará de los peligros al tiempo que mejorará nuestra capacidad para ejecutar cualquier misión de combate en la que nos encontremos», dijo Ryan Subers, un sargento del Ejército entrenado para usar el «avispón negro» -como se traduce el nombre del aparato- en una declaración del ejército.

Los drones de bolsillo a punto de ser utilizados por los soldados del ejército de los Estados Unidos, ofreciendo una mejor vista del campo de batalla y dándoles una ventaja letal sobre sus enemigos.

El Ejército ha adjudicado a FLIR Systems un contrato de 39,6 millones de dólares para suministrar aviones no tripulados de reconocimiento personal Black Hornet, una tecnología de próximo nivel que podría suponer un cambio total para las tropas de Estados Unidos en el campo, según publicó la compañía en un comunicado de prensa.

Con solo 16,7 centímetros de largo y 33 gramos de peso, estos «sistemas de nanovehículos aéreos no tripulados (UAV)» son «lo suficientemente pequeños como para que un soldado desarmado pueda cargarlo en un cinturón multiusos», según FLIR Systems.

Estos drones pueden proporcionar información de la situación más allá de la línea visual capaz de percibirse de día o de noche a una distancia de hasta casi 2 kilómetros, cubriendo el terreno a una velocidad máxima de 6 metros por segundo.

Los sistemas de combate «casi silenciosos» pueden proporcionar una cobertura constante y encubierta del campo de batalla durante casi media hora, transmitiendo tanto vídeo en directo como fotografías de alta definición al operador.

FLIR dice que la capacidad del vehículo aéreo no tripulado para detectar e identificar encubiertamente las amenazas salvará las vidas de las tropas en combate.

FLIR presentó los nuevos drones Black Hornet en la exposición de la Asociación del Ejército de los Estados Unidos en Washington, DC, el año pasado.

El Ejército está estudiando una serie de tecnologías que permitirán a los soldados detectar e incluso disparar contra los enemigos sin ponerse en peligro, como gafas de visión nocturna conectadas a un visor de armas integrado que permite a las tropas disparar desde la cadera y alrededor de las esquinas con precisión.

También podría gustarte

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.