Una sustancia tóxica de origen soviético que no se usaba desde la Guerra FríaEEUU sancionó a Rusia por el supuesto envenenamiento del exespía Skripal

0 199

Estados Unidos ha dictado este miércoles nuevas sanciones contra Rusia, esta vez por su supuesta relación con el ataque químico perpetrado el pasado 4 de marzo en la localidad británica de Salisbury contra el exespía ruso Sergei Skripal y su hija Yulia, del que Reino Unido y sus aliados han acusado al Kremlin.

Los Skripal fueron encontrados inconscientes en un banco de las calles de Salisbury, donde vive desde hace años el exespía gracias a un acuerdo de canje de agentes entre Rusia y Estados Unidos, después de entrar en contacto con Nochivok, una sustancia tóxica de origen soviético que no se usaba desde la Guerra Fría.

“Tras el uso del agente nervioso Novichok en un intento de asesinato contra el ciudadano británico Sergei Srkipal y su hija, Estados Unidos determinó el 6 de agosto (…) que el Gobierno de Rusia usó armas químicas o biológicas en violación del Derecho Internacional”, ha dicho la portavoz del Departamento de Estado, Heather Nauert, en un comunicado.

Nauert ha explicado que, una vez transcurrido el plazo de quince días que tiene el Gobierno para notificar su decisión al Congreso, “estas sanciones surtirán efecto con su publicación en el Registro Federal, algo que se espera en torno al 22 de agosto”.

“Reino Unido da la bienvenida a las nuevas acciones por parte de nuestros aliados estadounidenses”, ha dicho, por su parte, el Ministerio de Exteriores británico en un comunicado. El Gobierno de Theresa May ha considerado que “la fuerte respuesta internacional al uso de armas químicas en las calles de Salisbury envía un mensaje inequívoco a Rusia de que este comportamiento provocador e irresponsable no quedará sin respuesta”.

En un caso parecido, Charles Rowley, de 45 años, y su pareja, Dawn Sturgess, de 44, cayeron enfermos el 30 de junio en Amesbury, cerca de Salisbury, por manipular un objeto contaminado con dicho agente nervioso. Reino Unido investiga también la posible implicación rusa en este suceso. Rowley ya se ha recuperado, pero Sturgess murió.

El Gobierno de Vladimir Putin ha negado cualquier responsabilidad en estos dos incidentes y ha exigido a Reino Unido que muestre las pruebas de la supuesta autoría rusa. De momento, investigadores de la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ) tratan de confirmar el uso de Novichok en ambos ataques.

También podría gustarte

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.