RECUERDODon Ramón

1 153

Con permisito dijo Monchito, es el título del material, en alusión a la frase que decía siempre el papá de La Chilindrina en la ficción, cuando quería escapar de alguna situación incómoda como los reclamos de Doña Florinda o de el Señor Barriga, que quería cobrar los 14 meses de renta que adeudaba.

«La historia jamás contada del hombre que dio vida a un personaje que sigue cautivando a millones de personas a 30 años de su muerte. Anécdotas y vivencias contadas por sus hermanos carnales, sus hijos, sus colegas y fans de todo el mundo», anuncia el tráiler del documental.

Araceli, una de las diez hijas del actor, lo recordó en la película. «Era muy amoroso, nos daba besos, nos hacía de comer», dijo emocionada al hablar de su papá. Si hija en la ficción, La Chilindrina, interpretada por María Antonieta de las Nieves, contó que en las giras estaban todo el tiempo junto.

Carlos Villagrán, Quico en la ficción, dijo que eran «carne y uña» y agregó: «Nos decían que éramos la sal y la pimienta del mismo programa». Aunque en la serie no se llevaban bien, el Señor Barriga, en la piel de Edgar Vivar, se emocionó al recordar a su colega: «Tuve la dicha, el encanto y la enorme oportunidad de haber coincidido en tiempo y espacio con él y eso es maravilloso».

Unos días antes, y a modo de adelanto, el nieto de Ramón Valdés había compartido una foto inédita. «Con muchas emoción esperamos que les guste la probadita que daremos del trabajo que hemos estado haciendo para que conozcan más a mi abuelito», dijo y mostró una imagen de la familia en Año Nuevo.

En el show de Chespirito también interpretó a Peterete (compañero del Chómpiras), aunque sin dudas Don Ramón es su personaje más querido y recordado por generaciones. Valdés trabajó con Roberto Gómez Bolaños hasta 1979 y regresó en 1981, donde estuvo solo por un año más.

Al año siguiente hizo Federrico, junto con Carlos Villagrán y en 1987 ¡Ay que Quico!, pero su delicado estado de salud le impidió seguir trabajando. El ídolo popular murió en agosto de 1988 debido a un cáncer de estómago, pero su recuerdo permanece intacto en sus fanáticos, en sus amigos y en su nieto, que lo homenajeó con un documental que próximamente se podrá disfrutar.

También podría gustarte
1 comentario
  1. Jorge Laviano dice
    Cómo nos divertíamos sanamente con esas historietas, chicos y también grandes. Y qué papelón todos los escandaletes que saltaron entre algunos de aquellos actores tras la muerte de Chespirito.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.