Disturbios con un muerto, centenares de heridos y graves destrozos en Chile

La jornada de conmemoración del primer año del estallido social en Chile acabó el domingo con un muerto, 580 detenidos y 107 eventos graves de violencia en distintas zonas del país, según informó este lunes el Gobierno de Sebastián Piñera.

Al menos 30.000 personas regresaron a las calles en la zona de Plaza Italia, el epicentro de las protestas en la capital, a una semana del plebiscito constitucional del 25 de octubre, el proceso electoral más importante de las últimas tres décadas.

El subsecretario del Interior, Juan Francisco Galli, distinguió entre los manifestantes que ejercieron su «legítimo derecho de reunión» y los que produjeron «graves acciones violentas» en las inmediaciones. Quemaron dos iglesias, hubo enfrentamientos entre barras bravas de fútbol, saqueos en el comercio –incluido un famoso hotel–, y enfrentamientos con Carabineros. El céntrico barrio de Santiago esta mañana volvió a parecer una zona de guerra.

«Esperamos que estos violentistas dejen expresarse al país», dijo sobre el plebiscito del domingo Patricio Santamaría, presidente del consejo directivo del Servicio Electoral (SERVEL).

Más de 14 millones de personas están convocadas a las urnas de manera voluntaria para decidir si aprueban o rechazan la idea de cambiar la Constitución vigente de 1980, redactada por la dictadura de Augusto Pinochet, que ha sufrido una cincuentena de reformas en las últimas tres décadas, en democracia. Por primera vez en el mundo, a la ciudadanía se le preguntará, a su vez, quién debería redactarla: si una convención constitucional compuesta por 155 ciudadanos especialmente elegidos para ese fin o una convención mixta de 172 miembros, integrada en partes iguales por parlamentarios.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Abrir chat