Dirigentes de todos los partidos despidieron a María Auxiliadora

Destacaron su labor social y su entrañable amor por los más vulnerables.

0 721

El presidente Tabaré Vázquez y su familia recibieron ayer el pésame y el saludo de prácticamente todo el sistema político ante el fallecimiento de María Auxiliadora Delgado. Dirigentes de todos los partidos políticos acudieron ayer a la sede de Martinelli donde sus restos eran velados desde las primeras horas de la mañana.

En forma presencial y a través de las redes sociales, gobernantes, legisladores, dirigentes y amigos de la familia dedicaron respetuosos y sentidos mensajes. La noticia sacudió a los uruguayos desde temprana hora luego de conocerse que la esposa del primer mandatario había fallecido en la madrugada. Varios ministros, candidatos a la presidencia y a la vice, saludaron personalmente al presidente.

Cientos de saludos comenzaron a llegar también a través de las redes sociales. El candidato a la presidencia del Frente Amplio Daniel Martínez concurrió a la sede velatoria y a través de las redes envió un «apretado abrazo al compañero Presidente Tabaré y a toda su familia». Graciela Villar, candidata a la vicepresidencia por el Frente Amplio también envió un «abrazo al compañero Tabaré y su familia ante la pérdida irreparable de Maria Auxiliadora Delgado, compañera de su vida». La ex precandidata Carolina Cosse también se hizo presente. «Perdimos a una gran mujer», escribió en su twitter. Lo propio hicieron algunos miembros de la oposición.

El candidato blanco, Luis Lacalle Pou, recordó que Delgado «trabajó en silencio por temas sensibles para los uruguayos». «Que en paz descanse», publicó. En el mismo sentido se mostró Jorge Larrañaga. Por su parte, la postulante a la vicepresidencia por el Partido Nacional, Beatriz Argimón, dijo en rueda de prensa que en lo personal «tenía un afecto especial por María Auxiliadora, con quien hemos compartido diversas instancias de trabajo en distintos lugares, en lo que tiene que ver con lo social.

Sin lugar a dudas era una militante permanente por las causas sociales». Ernesto Talvi, candidato colorado, posteó en su red social Twitter que «todo el país» acompaña «el dolor» por la pérdida de Delgado. «Coincidí con ella en varios eventos de claro contenido social y pude apreciar su alta sensibilidad y preocupación por los más frágiles. A su familia le envío mi sentido pésame», publicó el excomandante en jefe del Ejército, Guido Manini Ríos, quien ahora se postula a la presidencia.

En tanto, Edgardo Novick fue uno de los primeros en llegar al velatorio. Novick señaló que lo vio «muy triste» al presidente y que durante una breve conversación con él, el mandatario le dijo: «A veces nos preocupamos por cosas más chicas y estas son las cosas más importantes de la vida. A veces uno, en el día a día, lo descuida». Juan Sartori también se mostró acongojado por la noticia. «Mis condolencias a la familia Vázquez por el fallecimiento de nuestra primera dama, María Auxiliadora Delgado», posteó.

Presidencia destacó su obra social

«Todos los niños del país tienen derecho a sonreír», decía María Auxiliadora Delgado en la escuela más lejana de Montevideo, la rural n.º 31 de las cercanías de la ciudad artiguense de Bella Unión, en 2008, cuando encabezaba un incipiente Programa de Salud Bucal. La frase resume el sentido solidario, social y cívico que desarrolló a lo largo de su vida la esposa del presidente Tabaré Vázquez, fallecida este miércoles 31.

Su vocación de servicio se observa en la labor realizada en el Programa de Salud Bucal, que dirigió en el primer mandato presidencial de Vázquez (2005-2010) y luego apadrinó en este segundo periodo de gobierno (2015-2020). Gracias a ese programa, más de 75.000 niños y niñas de 950 escuelas de contexto vulnerable o de escuelas rurales contaron en 2017 con servicios de salud odontológicos, un acceso a un servicio de salud inédito en Uruguay para esas poblaciones.

El 10 de setiembre de 2008, la comitiva del Programa de Salud Bucal realizó una gira por los departamentos de Artigas y de Rivera. Frente a autoridades nacionales y departamentales, pero especialmente ante los padres y maestros de los 45 alumnos de la escuela n.º 31, Delgado explicó que todos los niños y niñas del país «tienen derecho a sonreír». Lo dijo en el marco de un entonces recién creado Sistema Nacional de Salud y en un centro educativo ubicado a unos 610 kilómetros de distancia de Montevideo.

También podría gustarte

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.