La Covid-19 ha expuesto no solo la fragilidad de los adultos mayores, sino la de los sistemas que los rodeanDía del Adulto Mayor en medio de la pandemia de covid-19

Una jornada global de reflexión para el cuidado de las personas de edad avanzada se celebra hoy en el planeta, más ahora en tiempos de Covid-19, que son ellos los más vulnerables.

Desde los primeros reportes de casos de la enfermedad en China, la comunidad científica alertaba sobre las consecuencias para los adultos mayores de esa enfermedad, que ocasionaba la mayoría de las muertes, sobre todo en aquellos con comorbilidades.

En América Latina el 2020 marca el inicio de la Década del Envejecimiento Saludable, encaminada a la necesidad de que los gobiernos, la sociedad civil, las agencias internacionales, los medios de comunicación y otros trabajen juntos para mejorar la vida de las personas mayores, sus familias y sus comunidades, y para abordar la discriminación por edad y el estigma.

El envejecimiento saludable consiste en desarrollar y mantener las habilidades funcionales que permitan el bienestar en la vejez, señala un informe de la OPS con motivo de la fecha.

Sin embargo, la pandemia de la Covid-19 ha enfatizado las necesidades y vulnerabilidades que tienen las personas mayores en lo que respecta a su derecho a la salud, explicó Carissa F. Etienne, Directora de la OPS/OMS, en ese comunicado.

La Covid-19 ha expuesto no solo la fragilidad de los adultos mayores, sino la de los sistemas y entornos que los rodean, explica en el texto.

En Cuba, las autoridades sanitarias abordaron desde el primer momento los tratamientos preventivos a este grupo, en especial a aquellos incorporados en hogares de ancianos y otras instalaciones de asistencia y protección social.

Más de ocho mil personas mayores de 60 años recibieron un inmunomodulador, la Biomodulina-T, en dos dosis por seis semanas, y ahora en una segunda fase se extiende a los mayores de 40 años, también hospitalizados en esas instituciones.

Y es que el tema del envejecimiento poblacional en Cuba es prioridad al tenerse en cuenta que para finales de la próxima década casi el 30 por ciento de la población cubana tendrá más de 60 años.

Ante las circunstancias, varias iniciativas se llevan adelante como una campaña comunicacional que arrancó en 2019 y se extenderá por tres años, basada en cambiar estereotipos e impulsar un envejecimiento activo y saludable.

A la par, varias acciones desde hace varios años se ponen en práctica en Cuba para enfrentar el fenómeno como el incremento de las capacidades de las casas de abuelos, casi 300 en el país con más de 13 mil plazas, así como los hogares de ancianos, que suman en la actualidad 155 en todo el territorio nacional, según datos del departamento de Adulto Mayor, Asistencia Social y Salud Mental del Minsap.

En estos tiempos de Covid-19, Brasil informó que el 76 por ciento de las muertes relacionadas con la enfermedad durante febrero a setiembre del 2020 se dieron en adultos mayores y en Perú las personas mayores de 70 años tuvieron las tasas más altas de mortalidad durante marzo–mayo.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Abrir chat