UNA HISTORIA DE DEPORTE Y DEFENSA DEL MEDIO AMBIENTEDesafío cumplido: unió a nado las Islas Gorriti y Lobos

2

Arturo Santos cumplió con su desafío de unir a nado las Islas Gorriti y Lobos, sumándole el regreso hacia la costa, un tramo que no estaba previsto inicialmente.

Este nadador, que en marzo del 2016 fue pionero junto con Ignacio Bussy en unir a nado, ida y vuelta, la Playa de los Ingleses con Isla de Lobos, se planteó este nuevo desafío, y en la previa comentaba que se trataba de “una travesía compleja porque es el límite entre el río y el océano y las corrientes son muy impredecibles”.

Pero la travesía resultó exitosa. Santos narró que “Venía soplando del SO con fuerza hacía cuatro días y se había levantado ola de través para ir nadando desde Gorriti a Lobos. Estaba previsto que lunes entre las 6 y las 9 viraría el viento hacia el Norte, aunque solo por un par de horas, siendo favorable por ser franco y por disminuir el tamaño de ola de frente.

Ya está, pensé, no soportaba más la ansiedad y por cábala mi equipo de apoyo sería igual al del año pasado, cuando fuimos pioneros en unir la costa con Lobos, ida y vuelta hasta la playa de los Ingleses.

El YCPE y ADES se sumaron gentilmente a la causa, brindando un barco con tripulación y un semirrígido a cargo de Jorge, un timonel experimentado del club, junto con el mismo enfermero Nilton y el guardavidas y profesor Juan Moreno. También Miguel, encargado de dejar registro de la travesía por medio de un drone. Embarqué y nos dirigimos hacia el Sur la Gorriti. A las 6:40 me zambullí y empecé a nadar con dirección a Lobos buscando mi ritmo.

El bote de apoyo venia marcándome el rumbo porque había ola a nivel de superficie y me impedía ver el faro. Quedamos con Juan Moreno, en hidratarme cada 35 minutos. A la altura de la península, comencé a nadar con ola de frente y sentía que el mar estaba muy desacomodado debido a la virazón. En mi primera pausa, comí un gel para incorporar carbohidratos, aunque este duró solo un par de minutos en mi estómago.

El mismo no asimilaba alimentos debido a la marejada y decidí solo hidratarme en las pausas. Pasaron dos horas y media y de a poco se veía actividad por debajo mío, como sombras que pasaban y que pude divisar, eran lobos. Pasaban con velocidad y los perdía de vista rápidamente. Pasaron unos minutos y ya veía con claridad el faro y la arena de la playita”.

Aparecieron los lobos

“Al acercarme se zambulleron unos lobos machos que estaban reposando tumbados en la arena en dirección hacia mí como marcando territorio. Siempre muy respetuoso y brindándoles total seguridad, hice movimientos lentos y desviaron su rumbo.

Habían pasado tres horas exactas y estaba haciendo pie en la playita del faro. El bote de apoyo fue a buscarla a Naty, mi mujer, al barco de ADES y me senté con ella en el muelle de la Isla a ver los cachorros de las lobas, como también charlar con Daniel y José, residentes en la Isla.

Comí dos manzanas y me hidraté con agua, porque otra cosa no sentía comer y me metí a nadar con los lobos. Eran casi todas hembras con sus cachorros que me transmitían total felicidad en el agua. Saltaban por arriba mío y nadaban por debajo haciendo círculos irradiando simpatía e intriga al mismo tiempo”.

Uniendo islas

“La travesía había terminado y había unido las dos islas, aunque veía la costa con ganas y entusiasmado por la causa, emprendí el regreso en busca de la costa de Punta del Este. Los lobitos me siguieron 10 minutos como dándome la despedida y con ello mi felicidad se incrementaba. La temperatura era óptima y el color verde claro del agua, sumado al cielo celeste, completaba un escenario fantástico. Me sentía enérgico y feliz, era todo lo que necesitaba.

Estaba disfrutando de fluir en el Océano, mirar desplazándome desde la superficie, un verde que se oscurecía y se perdía en la profundidad. Cada tanto levantaba la cabeza para corregir el rumbo y veía cada vez los edificios más cerca. Pasaron solo dos horas y media y estaba haciendo pie en la Playa de los Ingleses, aquella playa que tiene tanto significado y contenido para mí”.

A modo de mensaje final, Arturo Santos nos dice que “Quiero manifestar que mi deseo, a través de mis desafíos es difundir el mensaje de cuidado, amor y el respeto al mar y que solo de nosotros depende preservar lo más preciado que tenemos que representa la vida”.

También podría gustarte
  1. Washington Peñalva dice

    Admirable,salud….

  2. Daniel dice

    Admirable,felicitaciones!!.
    Respecto de la hidratación,y del beber agua (sola) comparto el siguiente enlace que nos muestra,lo que creo hasta ahora sigue siendo,y básicamente en la cultura de occidente,un error de concepto,y que está provocando diferentes problemas de salud,entre ellas,y aunque suene paradógico,justamente la deshidratación,entre otras como el cansacio crónico,problemas de sobrepeso,articulatorios,fibromialgia,etc.: https://www.youtube.com/watch?v=Qm5nm3KSYE0

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.