#IdearioDerechos Humanos fundamentales: setenta años

1 75

El 10 de diciembre de 48 se aprobaba la Declaración Universal de los Derechos Humanos. Fue y es una larga lucha. A título de ejemplo, ya en 1215 los monarcas británicos se vieron obligados a firmar la Carta Magna que limitaba su absolutismo. En 1776 la Declaración de Independencia de EEUU hacía referencia a la libertad y a la búsqueda de la felicidad de las personas, y en Francia 1789, se desafiaba la aristocracia y la monarquía. Proceso que debe ampliarse y profundizarse, como sucedió el 16 de diciembre 1966 con el Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales, y en 1986 con la Declaración de Viena sobre el Desarrollo.

Ningún aniversario de la Declaración de 1948 podrá pasar desapercibido. ¿Por qué? Veamos:

Derechos Humanos y la sociedad. ¿Es posible quedar al margen de la sociedad, la salud, libertad, cultura, trabajo, alimentación, educación, seguridad social, etc., todos Derechos Humanos fundamentales con visión integral, esto es: económicos, políticos sociales y culturales?

Concepto de Desarrollo. La Declaración de Naciones Unidas de 1986 sobre el Derecho al Desarrollo está en armonía con los Derechos Humanos en su visión integral-global. Porque el desarrollo integral no es sólo crecimiento económico, sino que exige aplicar políticas a efectos de que las personas puedan desarrollar un potencial que les permita llevar adelante una vida creativa, productiva, cubriendo las necesidades sociales con redistribución y justicia social. ¿Ejemplos? En nuestro país posteriormente a la dictadura y hasta 2005, la economía creció y los índices de pobreza se ubicaron en 39,7% y la indigencia en 4,5%. Desde 2005 a 2017 siguió creciendo pero la pobreza se situó en 7,9% y la indigencia en 0,1%. ¿Casualidades o políticas diferentes? En definitiva, se trata de aplicar una visión integral que nos conduzca a “fomentar un proceso que nos lleve desde una cultura basada en la desigualdad y exclusión a otra que fomenta el progreso humano, inclusivo e igualitario”.

Presencia del Estado. Democracia. Ante la magnitud de los temas planteados resulta inimaginable que el Estado no sea responsable de la defensa, promoción y aplicación de los Derechos Humanos, máxime en épocas de globalización en que se ha ido debilitando, en función de errores propios, del accionar del capitalismo global financiero y del todopoderoso mercado. Argentina y Brasil no son los únicos obviamente, o lo que pasó o no pasó en el G20 de Buenos Aires son suficientes pruebas de ello. Hasta se ha llegado a afirmar por el neoliberalismo que la integralidad de los Derechos Humanos es incompatible y/o violatorio de la libertad.

¿No significa todo ello, junto a otros aspectos, un peligro para la democracia?

Importancia de las políticas públicas. Por el contrario, la trascendencia de los Derechos Humanos y las responsabilidades del Estado, exigen políticas públicas, institucionalidad democrática fuerte, visiones estratégicas de corto, mediano y largo plazo. Además de profundizar el proceso con integralidad. Educación. Empoderamiento ciudadano. Estando presentes los Derechos Humanos en cada instante en la sociedad y con la responsabilidad del Estado respecto de los mismos, ¿cómo no exigir que la Educación desempeñe un papel en todo el proceso en desarrollo? Resulta muy apropiada la idea que “se publique y se lea el texto y comentado en las escuelas y otros establecimientos de la enseñanza”. Agreguemos la participación social y empoderamiento ciudadano, que contribuye al reforzamiento de la institucionalidad democrática, con herramientas como el diálogo, entre otros, que mucho prestigio nos ha dado regional y mundialmente.

Recursos. Es un tema obvio. ¿Qué políticas públicas de Derechos Humanos pueden concretarse si no se les otorga los recursos suficientes? Hecho muy común en nuestro continente, en el que históricamente ha existido una gran distancia entre la teoría y la realidad. Quizá el continente que más reformas constitucionales ha realizado, continúa siendo el más desigual del mundo. Más allá de distintas visiones al respecto, ¿qué dudas pueden existir de que se trata de un tema profundamente político, aspecto ineludible en cualquier sociedad?

Actuemos juntos, defendamos y difundamos los Derechos Humanos que no vienen de regalo, sino que se logran mediante la lucha y a través de un largo proceso.

También podría gustarte
1 comentario
  1. carlos dice
    Mucho ddhh……pero no han reformado las leyes de reparacion.. 18.033 .un debe grande en las politicas del frente….imaginate en el supuesto negado de un cambio de gobierno…

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.