En 2019 se repite una historia que ya se ha vivido muchas veces en el club del ParqueDe 10 que vinieron, Domínguez es el 8° DT argentino que fracasa en Nacional

4 599

Eduardo Domínguez, despedido tras la 5ª fecha del Torneo Apertura 2019, es el octavo entrenador argentino que fracasa en Nacional.

A lo largo de sus 120 años de historia, el club del Parque Central ha apostado en diez ocasiones a directores técnicos de la vecina orilla y en casi todos los casos le ha ido mal.

Miguel Barreiro en 1965 sería el primer argentino en dirigir a Nacional, retirándose a fin de año sin lograr títulos. En el Uruguayo quedó a 5 puntos de Peñarol, pese a haber empatado los dos clásicos, pero siendo decisivas una derrota ante Sud América en el inicio y otra ante Rampla en la recta final.

En 1974 llegaba a Nacional un entrenador que quedaría en la historia por haber horneado una de las mejores camadas de futbolistas juveniles en la historia del club. Miguel Ignomiriello, que había sido DT de Estudiantes en la Libertadores de 1971 que el equipo platense perdiera justamente contra los tricolores, hizo un trabajo formidable en divisiones formativas y llegó a dirigir en Primera, en 1974, cuando el “Pulpa” Etchamendi dejó vacante el cargo. Con Ignomiriello, Nacional afrontó el Torneo 50° Aniversario de Colombes, que abría la temporada, y se coronó campeón, volviendo luego a las inferiores.

En 1976 Juan Eduardo Hohberg sería el tercer argentino en el cargo. En aquel campeonato que terminó ganando Defensor, Hohberg ni siquiera llegó hasta el final pues pasó a dirigir a la Selección Uruguaya, quedando en manos del “Peta” Ubiña la conducción interina de un equipo que terminaría 3° en la tabla.

Para 1977 la directiva encabezada por Restuccia apostó por el DT argentino Pedro Dellacha, que había sido campeón de la Libertadores en 1972 y 75 con Independiente. Y con Dellacha, Nacional volvió a los triunfos ganando el Uruguayo y la Liga Mayor de esa temporada.

El argentino se fue del club como triunfador y volvería en 1979 pero para protagonizar una mala campaña en la que perdió un clásico decisivo en la Liguilla y pocos días después perdió la final de ese torneo ante Defensor. En ese momento fue cuando se produjo un cambio de timón que depositó a Mujica como DT interino para el clásico que definía la clasificación a la Libertadores de 1980. La historia es conocida: contra todo pronóstico,

Nacional ganó ese clásico y terminó siendo campeón de América.

En 1982 llegó Alfio Basile, que por entonces llevaba pocos años en la profesión. Al “Coco” no le fue bien y su ciclo duró hasta la 3ª fecha de la 2ª rueda del Uruguayo cuando perdió en el Troccoli. Juan Masnik tomó el cargo en forma interina al renunciar Basile; dirigió hasta la Liguilla en enero 1983, fue campeón, pero para la temporada 1983 la directiva prefirió contratar al argentino Miguel Basílico, con quien armó “El equipo de las estrellas”. Nacional pretendía ganar la Libertadores para opacar el éxito de Peñarol que en 1982 había sido campeón de América y del mundo. Pero aquel “equipo de las estrellas” perdió en semifinales de Copa ante Peñarol y pese a ser cómodo líder en el Uruguayo, el técnico renunció tras quedar fuera de la Copa. Es que el objetivo era ese y no otro.

Doce años transcurrieron hasta que llegó otro argentino a dirigir a Nacional: Eduardo Luján Manera. Tras el fracaso en el Uruguayo 1993, Manera asumió para la Liguilla de enero 1994 y fue campeón. Arrancó bárbaro, pero en el primer semestre de 1994 terminó último en su grupo en la Libertadores y no pasó esa fase, mientras que en el Apertura quedó lejos de la pelea por el título, ante lo cual dejó el cargo pocas fechas antes de terminarse ese torneo.

A mediados de 2010 arribó a Los Céspedes Marcelo Gallardo, en la que sería una de las contrataciones más fructíferas de futbolistas extranjeros en las últimas décadas. El “Muñeco” dio clase en la cancha, sufrió una lesión grave, se recuperó y volvió a tiempo para cerrar su etapa de futbolista como campeón del Uruguayo 2011. El técnico era Juan Ramón Carrasco, a quien la directiva presidida por Alarcón lo invitó a dejar el cargo pese al éxito logrado. Es que la gerencia deportiva a cargo de Daniel Enríquez ya tenía decidido que Gallardo sería el entrenador para la temporada 2011/12. Colgó los botines y se puso el buzo de DT para dirigir a quienes habían sido sus compañeros.

Pese a algunos malos resultados en el inicio del Apertura, Gallardo se sostuvo en el cargo y terminó siendo campeón de ese torneo luego de una gran remontada en la tabla, descontándole 7 puntos de ventaja al líder que era Peñarol.

Al Nacional de Gallardo no le fue bien en las copas (Sudamericana 2011 y Libertadores 2012) pero terminó siendo campeón del Uruguayo al vencer a Defensor en la final.

Y un año más tarde, ya con Eduardo Ache en la presidencia, Nacional volvió a intentar con un DT de Argentina, en este caso Rodolfo Arruabarrena. El “Vasco” tomó al equipo en medio de un nefasto Clausura 2013 y permaneció en el cargo para afrontar la temporada siguiente. Pero en el Apertura perdió el título de manera poco creíble, llegando como líder a la última fecha en la que sufrió una derrota ante Fénix en el Parque.

Tras ese fracaso renunció.

Los 10 argentinos

Año / DT argentino
1965 / Miguel Barreiro
1974 / Miguel Ignomiriello
1976 / Juan Eduardo Hohberg
1977 / Pedro Dellacha
1979 / Pedro Dellacha
1982 / Alfio Basile
1983 / Miguel Ángel Basílico
1994 / Eduardo Lujan Manera
2011-12 / Marcelo Gallardo
2013 / Rodolfo Arruabarrena
2019 / Eduardo Domínguez

También podría gustarte
4 Comentarios
  1. Mario Conde dice
    Así que el que fracasó fue el técnico? Los patadura no tuvieron nada que ver? El técnico tenía que atajar los goles increíbles que les metieron? El técnico tenía que hacer los goles que no supieron hacer? Si se piensan que con traer otro todo va a cambiar, se van a llevar flor de desilusión!!
  2. elcacho dice
    No Sr. Conde. Lamento decirle que està bastante errado. El DT conduce, organiza, controla, forma, da indicacionees precisas. Creo que Ud. nunca estuvo en una cancha de fùtbol, dirijido por un Tècnico. Despues, claro, tiene que salir lo que se planifica. pero no juega un solo equipo. El rival tambien cuenta.
    1. Mario Conde dice
      De acuerdo. Se vé que a Nacional le cuentan TODOS los rivales….Y si lo que se planificó no sale, los jugadores no tienen nada que ver. Es todo culpa del técnico!!! Mire un poquitito cómo es la cosa en Europa, y después me cuenta.
  3. Víctor R. dice
    en parte es culpa del técnico y en parte del plantel que le dieron al pobre tipo – lo que es culpa de él es pretender marcar con línea de tres como si Nacional tuviera marcadores rapidos y eficaces como para poder jugar de ese modo – si a eso se le suma el medio campo que nunca llegó a armar con lo exigente que se debe ser con la marca en el medio local – los resultados están a la vista.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.