QUÉ GENERACIÓNUnos 15 años asegurados de alta competencia

Este milagroso fútbol uruguayo pareciera que jamás va a terminar de asombrarnos. Cuando el panorama de reposición de la Selección mayor había entrado en un período negativo, pues no imaginamos los nombres de quienes iban a ser los reemplazos naturales de los Suárez, Forlán, Cavani, etc.

0

Así, surgen estos pibes con una personalidad definida y dan el tono justo de sus ancestrales predecesores que empalagaron de gloria a un país futbolero, que mantiene como orgullo propio la forma  particular  de interpretar el juego.

Unos le baten la “garra charrúa”, la mayoría, otros menoscaban estos logros, adjudican al azar lo incomprensible, perdurando, durante casi un siglo con intervalos, esto que es irrebatible; como tantas veces nuestros vecinos, hoy los españoles  se comieron todos los boletos, Uruguay a cuatro pesos per cápita hizo temblar al super-match; por supuesto, los que buscan la manga lo juegan fervorosamente y quien escribe también, hoy están de fiesta los cosos de al lado.

Sigo pensando que nuestra Selección da tremendo handicap, o el DT celeste va a marcar un rumbo de conducción nada convencional, contra todos los pronósticos arma un banco de suplentes con Nicolás López, Avenati, que en cualquiera de las selecciones de América serían titulares, para corroborar este concepto, tiene en el banco de suplentes y con pocos minutos de juego, a un Ferrari, Gonzalo Bueno, con seguridad, como los casos de López y Avenati fundamentales en este paso a las semifinales, debe ser el as que tiene en la manga,  la participación de G. Bueno pasará a ser el “porrón” donde concretará su tan particular forma de conducción.

En el arco celeste hay un tal De Amores que lo mantiene a salvo de cualquier eventualidad, ataja con una llamativa naturalidad, pareciera que emulando al golero mexicano Carbajal, como si  fuera su quinta copa del mundo.

La última línea de nuestra Selección marca una tendencia saludable, se adelanta tres o cuatro metros en el campo, dando amparo a la presión que ejercen delanteros y mediocampistas, forman un bloque, donde no hay espacio que permitan jugar a sus espaldas los delanteros contrarios; G. Varela es un lateral que prioriza una marca contundente y continua; pocos equipos como esta selección española ponen un puntero izquierdo plantado sobre la raya, el pibe Varela perdió y ganó en una misma proporción, e incluso agregó un segundo tiempo realizando una sorpresiva y efectiva función atacante, el zaguero central oriental Giménez sacó libreta de propiedad de su propia área, jugó la guinda con mucha certeza y la reventó en la dificultad, como debe ser; Gastón Silva complementó una zaga plena de aciertos, aseguró el juego aéreo y realizó coberturas a espaldas de su lateral izquierdo,Guiani Rodríguez; este sorprendió con una gestión que fue adquiriendo ribetes pocos comunes en un lateral por ese sector, marcó con mucha prestancia y fue salida constante, aún en los momentos de mayor presión la quiso siempre, es el marcador de punta que muestra un progreso considerable, augurando un futuro de proporciones.

El mediocampo tiene la dualidad de recuperar y jugar, habilita constantemente a sus delanteros, no arriesgan ni pierden pelotas en esa zona de generación del avance contrario y por último debemos remarcar a delanteros contundentes, creativos, como el caso de N. López, juega de nueve y lo hace impecablemente, también  por fuera, estamos seguros, que el retardado cambio de Avenati no permitió una victoria más cómoda.

Resaltar el trabajo de Laxalt es redundante, muestra un equilibrio en la zona de transición, con un acentuado espíritu de solidaridad, aportando al conjunto una llamativa ida y vuelta imprescindible para el fútbol moderno; Cristóforo confirma una categoría mostrada en su Peñarol, en fin, los resultados a futuro son como la vida misma, impredecibles, de lo que sí estamos seguros, que con estos jugadores tenemos un futuro sumamente promisorio, tendríamos que hacer las cosas muy mal para que no fuera así.

También podría gustarte

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.