#OpiniónCultura crepuscular

Intentaré que nada falte en mi desengañada enunciación de suciedades e hipocresías, que nos proponen las bestias que dictan y rigen en este planeta, la justicia criminal, la mentira oficializada por corporaciones económico mediáticas mercenarias… y no puedo dejar de mencionar la cobardía de los pueblos, la patología de sujetos consumiendo “producto aspiracional” como el iPod Apple, al que les asignan el milagro de pertenecer al círculo social de cultura chatarra, a la inflexión de los intelectuales espectrales… Restos humanos respirando la atmósfera podrida de un tercer milenio con horizonte claramente difuso.

Las ideas dejaron desnuda la batalla, ya no hay porqué ni para qué… La falsa cultura besa en la boca al enemigo y luego lo penetra, mientras la manada se distrae y abre los brazos con signo acogedor y complaciente… luego la manada es tomada como rehén y asiste con placer a su exterminio.

Un símbolo esconde un signo, el signo descarga su violencia y un mito no tiene nada que decir.

Una señora habla igual que otra señora que a la vez habla y así… así estamos en el instante justo, en que Rimbaud se me cae de las manos.

Derribé las fronteras y los mitos… Los mitómanos siguen tensos, no encuentran ficciones alegóricas, ni fábulas para pintar su piel: se vuelven herméticos y diurnos.

Un pájaro cae sobre la grafología y Alfred Döblin pasea sólo por Berlín Alexanderplatz, esperando poder asistir al reestreno del filme de Rainer Maria Fassbinder, no ha podido hacerlo en 1980, ya que había muerto en junio de 1959 en Emmendingen.

La representación del mundo en impresos panfletos laminados y cuanto medio de comunicar el espectáculo de la sobrevida en exteriores, donde se ha instalado el paraíso prostibulario, es la meta de los emperadores de cloacas y basurales, que han instalado a la fauna de la cultura por contacto, habilitando a personajes ridículos, con ansias de ofrecerlo todo en pos de un futuro con final calculado, algunos lo denominaban especulación… artistas de la nada, locutores devenidos en escritores de marquesinas de cadena de librerías “patisserie”, asesor marketinero presidencial entusiasmado, actores y actrices back-stage, políticos oficialistas y de los otros, qué más da, prostitutas por tendencia mostrando sus crías, jugadores del deporte de los pueblos lobotomizados: “el fútbol”, posando con la “chica” recién sacada del horno, portada de magazine amarillo cadmio, calentita para el juego del sexo con banderita, chupándole entre otras cosas el salario y el sudor, modelos veteranas devenidas en ¿periodistas?, luciendo nuevo rostro, esculpido por cirujano de matadero, cocineros a fuego lento, pontificando sobre de como el lobo se comió a la oveja y, de ese modo se acomoda el ajedrez, ya sin piezas, contrarreloj que marca el tiempo por venir.

Repensar la denominada «cultura» argentina de hoy, significa entablar un diálogo con la “falsa modestia”: sin problemas espectaculares, sin causas apasionantes, los diversos sectores que conforman por decreto y bajo presión, la agenda de esta ¿cultura? parecen definitivamente arreglados, sumergidos en una fase de indefinido y satisfecho estancamiento.

Bastan unos años para individualizar las características del nuevo “sistema” que se ha venido soldando en este milenio de las ‘Grandes muertes’, esto es, demarcar la negligente autocomplacencia de los recién llegados de espacios farandulescos, haciendo uso de un calculado provecho comercial de “maneras” y “manías” que resultan “simpáticas”, de una desmesurada avidez de alabanzas sistemáticas de los que conforman el espectáculo insano y mediocre de la degradada cultura argentina, que son réplicas empalagosas de las tendencias del Far West Warholiano ‘Made in Argentina’, modelo tercer milenio.

¿Con qué finalidad? Deviene de lo manifestado, una intolerancia frente a cualquier manifestación original, en todas las expresiones que conforman la cultura o del disentimiento crítico sustentable, con apoyo teórico idóneo que representa el “peligro” de una discusión seria al volver a poner en juego algunos valores.

Una irritada malevolencia de los mercaderes de la cultura, ajenos a todo lo que desde el origen ha construido la historia de la civilización y del arte… Mercaderes que bajo la máscara de fundaciones, ONG y demás artilugios, saben hacer buenos dividendos con la enorme hueste de mediocres operadores a sueldo, siempre al servicio de la ‘causa del lavado’.
Hay demasiados talentos, muertos sin vigencia, sentenciada la calle por el prostíbulo político que promueve sus héroes por TV y el universo de la web… La vida guiña su ojo económico y la mesa de enlace nunca consigue el desenlace. Un imbécil, un enigma, una clave, que importa.

Paralizados en la anarquía de la página, adoran la justicia cuando está de su mano.
Superman sonríe… Previsible final… Cualquier parecido con la realidad es simple coincidencia y pura realidad.

12 Comentarios
  1. Leandro Vivanco dice
    Visión, frontalidad, inteligencia, talento al servicio de la cultura y de u mundo libre, sin exclusiones.
  2. Miguel Santamarina dice
    Te felicito amigo de hace décadas, por seguir siendo tan fiel a vos mismo, a pesar de como te estafaron y curraron los mandarines de la cultura argentina, te silenciaron, sobre todo esa hermana psicópata a la que tanto has ayudado. Difamadora y mitómana serial y señora escort. Recuerdo cuando venía a mi oficina a pedir platita a cambio de… que karma esa loquita. Vamos Capo!!!
  3. Pablo de La Moine dice
    Monumental artículo, para aquellos que conocemos o no de E. Sanguinetti, con parte o toda la obra pública y referenciada a la vida diaria, omisa seria nuestra actitud si no solo valoramos su posición y propuesta positivamente y como referente, sino ademas reconocerlo como parte de “la solución” (no solo cronista del problema). Abrazos hispanos!
  4. Sofia dice
    Un texto para despertar la empatía o a repensar nuestras vidas. Recuerdos desde Ecuador!
  5. Martina Blaquier dice
    Amo a este personaje, con toda mi alma. Es un genio total, merece un lugar de privilegio entre los grandes. De que manera lo condiciona su país Argentina y los resentidos que no soportan tanto talento. Somos muchas las mujeres que lo amamos y admiramos. Te amo Sanguinetti!
  6. Ignacio Calderón dice
    Soy estudiante de Ciencias Políticas y muchas veces los textos me resultan un tanto complicados de comprender, lo que a menudo deriva en frustraciones. Debo hacer varias lecturas. Le agradezco al filósofo Eduardo Sanguinetti que no guarde nada de lo que a mi parecer es verdad y ocurre en el malandraje de la cultura por «contacto» como dice… y, desde mi humilde posición, felicito.!!! y al mentiroso Macri le debe caer como patada en el estómago lo que dice este filósofo, pues no es menor cada artículo que publica este medio
  7. Roberto Piacentini dice
    Da gusto saber que haya gente que de forma voluntaria se interese por estos temas. ¡Muchas gracias por facilitarlo! al diario se lo digo. Y bueno a Sanguinetti mis felicitaciones.
  8. ricotero dice
    Todo lo que dice este hombre debería ser tomado como ejemplo a seguir. El cobarde pueblo argentino, comprado por unos pesos, por el gobierno del cobarde machirulo y sus secuaces, solo puede ser soportado por un pueblo cobarde y traidor. Es entendible que a este talento lo silencien y deseen matarlo. Ahora con este curro del G20 vana cercar Buenos Aires, porque no lo hacen en algún pueblito del interior.
  9. Peter Lean dice
    Articles like this are not read in any English-speaking country. My congratulations to the philosopher Eduardo Sanguinetti and to the newspaper that publishes these intelligent and visionary articles
    1. Helena-Sophia dice
      It remains to be seen how much longer the truth so eloquently painted by Eduardo Sanguinetti will be available. Uruguay is under assault as I type and those in power all too eagerly sacrifice Uruguay’s sovereignty. It must have to do with the excellent ties Uruguay enjoys with Russia. Queda por ver cuánto tiempo la verdad tan elocuentemente pintado por Eduardo Sanguinetti estarán disponibles. Uruguay está bajo ataque como tipo y a quienes están en el poder con demasiada ansiedad sacrificio la soberanía de Uruguay. Se debe tener que ver con los excelentes lazos Uruguay disfruta con Rusia.
  10. Nuria M. Laboullerie dice
    Estamos en una era de exhibicionismo grosero y voyeurismo espantoso, llueven a granel y excitan el chusmerío barato y los gobernantes misóginos. Es decir, de deterioro y empobrecimiento cultural. Un barro del que es muy difícil salir… A lado de este penoso fenómeno, el crudo y exquisito lenguaje de Eduardo Sanguinetti es arte mayor. Noble literatura y filosofía con un toque de poesía ofrecida por este hombre «total», contra obscenidad disfrazada de periodismo, de los reptiles de medios.
  11. Helena-Sophia dice
    Cuando la verdad se convierte en tortura, la mente va a denunciar la verdad. Muchas gracias para la verdad.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Abrir chat