«Creo que hay con la cultura, con nosotros, algún tema ideológico de cómo encararla y proyectarla en nuestro país»

Lo dijo Marcos Flacksbard, actor y programador del mítico teatro El Galpón, en estos momentos de pandemia que atraviesa nuestro país.

Marcos Flacksbard Lebengarc, conocido como Marcos Flack, es un versátil actor que realizó la escuela del Teatro El Galpón. Egresó en 1973 de estos cursos y se integró a su elenco en forma inmediata. Muchos han sido los logros en su carrera, participó desde 1971 en la obra «Misa de medianoche» dirigido por Júver Salcedo y así continuó hasta el presente.

En estos momentos El Galpón como todas las salas está cerrada, a la espera que se desblinden los espectáculos públicos. En este ciclo que dimos en llamar ‘Resistencia en tiempos de pandemia’, quisimos conocer sus reflexiones respecto al peor momento que está atravesando el Teatro Independiente Uruguayo, por considerarlo un referente no sólo dentro de la escena sino como programador de este emblemático Complejo Teatral.

Marcos, tú eres una de las piezas que integran no sólo el elenco del Teatro El Galpón, sino que eres programador de este emblemático teatro, ¿cómo estás viviendo este nuevo cierre de las salas teatrales debido a la pandemia?

No sé si hay palabras para decir cómo uno puede estar viviendo esta situación.

Esta pandemia ha trastornado a todo el globo terráqueo, y a cada uno de nosotros.

A la cultura le movió el piso y nos abrió tremenda grieta. En mi caso, que ya tengo más de 50 años de Galpón, he comentado que este teatro fue en muchos momentos mi primera casa, que he pasado por todas, de las buenas, de las malas, entré a la escuela y lo primero que hice, hicimos, fue aportar nuestras manos de obra para la reconstrucción e inaugurar tremenda sala de Teatro, luego vivimos la etapa oscura de la dictadura, la resistencia.

En esa etapa formamos La Gaviota, volvió la democracia, la devolución de la sala, y ahora vivimos en carne propia la pandemia, es realmente calamitoso, salas cerradas, todas las artes en bancarrota, y además tomando todas las medidas de cuidado necesarios cada uno de nosotros y la imposibilidad de tener las salas abiertas.

El Galpón es un complejo teatral con tres salas. Eso tiene un costo importante, el hecho de mantener esas salas en actividad, además de los funcionarios que trabajan allí. ¿Cuál es la situación en estos momentos ya que el MEC ha recortado los aportes a las salas independientes?

Claro, El Galpón, como bien dices es un complejo cultural, y hay que mantenerlo con un plantel de compañeros funcionarios (hoy en el seguro de paro) que debemos sostener ya que ellos sostienen a sus correspondientes familias y nuestra responsabilidad es sostener su trabajo. Como bien tú sabes, el MEC a las Instituciones como nosotros nos han cortado los subsidios y al día de hoy no hemos podido ni dialogar con quien corresponde. El corte ha sido con la FUTI y nosotros somos parte de ella.

No existen prácticamente subsidios a la Cultura y si los hay son insuficientes. ¿Por qué no se considera a los artistas trabajadores y se les brinda el consiguiente apoyo?

Subsidios en este momento: se mantiene el convenio con la IMM, Departamento de Cultura, que es el Plan de Fortalecimiento de las artes, que tienen todos los grupos adheridos a FUTI.

En el Parlamento había un subsidio votado por unanimidad. Creo que en el año 2019 para todos los teatros independientes, el cual fue recortado a la mitad, es decir, la cifra de $ es lamentable, Han dado una ayuda a los artistas en forma individual por intermedio del BPS, pero lo que es a Instituciones como la nuestra con 71 años de existencia y de presencia en nuestro país, con todo lo brindado en forma diría honoraria, pero con mucha profesionalidad artística, en el momento actual no se ve.

El Galpón fue el primero en presentar un Protocolo sanitario y brindó con su programa ‘El Galpón a puertas abiertas’, la oportunidad a otros grupos independientes de actuar, así como a los músicos en la Sala Campodónico en forma gratuita. ¿Cómo es posible que en estos momentos no se les brinde apoyo por parte de las autoridades competentes?

Es así, fuimos los primeros en presentar un protocolo con el apoyo de científicos del Instituto Pasteur, Salud Pública, y proyectamos como bien dices El Galpón a puertas abiertas, para todos los grupos independiente del medio, así como una vez por semana a los músicos, con el aforo correspondiente, se logró un éxito total y la gente acompañó.

La interrogante de cómo puede ser que no apoyen al teatro nacional independiente, la tienen que contestar quienes corresponde, en este caso el MEC, uno no puede entender cómo pueden dejar de apoyar a los artistas, a las instituciones, como también pasa en otras áreas, como el turismo, los clubes deportivos, etc, etc.

Creo que debe haber con la Cultura, con nosotros, algún tema ideológico de cómo encarar y proyectar la cultura en nuestro país.

¿Crees que las nuevas plataformas van a sustituir en el futuro la presencialidad en el Teatro?

Las nuevas plataformas son bienvenidas, streaming, etc, etc, pero nada sustituye al teatro, el teatro es un ser vivo que necesita tener al actor en el escenario en convivencia con quien esté sentado en la platea, la vivencia, la verdad, los sentimientos deben acariciarse, el teatro, como alguien dijo es amor, y el amor es frontal, cara a cara, no veo otra forma de hacer teatro, pero sí, reitero hay otras formas que uno no puede dejar de tomar en cuenta.

En este año desde que comenzó la Pandemia se cerraron tres salas de teatro. ¿Qué futuro vislumbras para el resto? ¿El Galpón peligra?

Es lamentable el cierre de salas, es nuestro dolor, pero lo nuestro es este momento tan difícil es resistir, pelear por nuestros derechos, por defender nuestra historia, lo que nos enseñaron nuestros referentes. El Galpón peleará porque tiene convicción, tiene ideales, sabe hacer un buen teatro o demostró o demuestra en nuestro país, a nivel Latinoamericano, a nivel mundial, somos, sin soberbia un ejemplo de un teatro independiente con 71 años de vida, con la solidaridad del pueblo (no son palabras huecas, son hechos reales). Sí, pasamos por un momento difícil, como lo está pasando nuestro pueblo, y por supuesto el resto del mundo, pero no perdemos nuestra fe en que El Galpón seguirá con vida.

¿Por qué crees que no se implementó la Ley de Teatro?

La gran interrogante, la Ley de Teatro fue votada por unanimidad de todos los partidos en el período anterior y ahora, con un nuevo gobierno que lo borró, ¿qué podemos pensar? Creo que hay una concepción totalmente desacertada en políticas culturales, no sabemos qué quiere implementar este gobierno y lo mismo pasa en las políticas económicas que quiere desarrollar este gobierno.

¿Cómo ves el estado actual del Teatro Independiente? Desde el retorno de la Democracia, ¿es este el peor momento que atraviesa?

El teatro Independiente está unido, sabiendo que la lucha por nuestras reivindicaciones es justa, no se va a aflojar y sabemos que será una lucha muy dura por reconquistar todos nuestros derechos a poder vivir de nuestro trabajo que elegimos para hacer, como debe de ser así en todas las ramas del arte.

Desde el retorno, sí estamos en unos de los peores momentos que hemos vivido, la salud está en juego, la historia lo dirá.

Somos un teatro comprometido con nuestra realidad.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Abrir chat