LA CELESTE JUGARÁ EN UN ESCENARIO EN EL QUE PLANTARON PASTO URUGUAYOEl césped del Estadio Centenario ya está en el Cosmos Arena de Samara

0 144

Según informa la agencia Sputnik, el Cosmos Arena de Samara ya recibió un trozo del césped del Estadio Centenario de Montevideo, la primera cancha mundialista de la historia. El gesto es un símbolo de la hermandad entre Rusia y Uruguay, que disputarán en la ciudad a orillas del Volga su tercer partido del Mundial 2018.

Este intercambio fue impulsado por el periodista Sergey Brilev, presidente del Instituto Bering-Bellingshausen para las Américas (IBBA), quien entregó personalmente el pan de césped a Nikita Kotin, joven promesa del fútbol ruso, ante la presencia de voluntarios que participarán en la organización del mundial, según una nota de prensa remitida por la entidad a Sputnik.

Paralelamente al acto, Brilev entregó al gobernador de Samara, Dmitry Azarov, el mensaje de amistad que enviaron los uruguayos junto con el simbólico regalo. El trozo de césped había sido tomado del campo de juego del Estadio Centenario de Montevideo el pasado 24 de abril.

En esa ocasión estuvieron presentes el vicepresidente del IBBA, Gerardo Bleier; el embajador de Rusia en Uruguay, Nikolay Sofinskiy; el presidente de la Asociación Uruguaya de Fútbol (AUF), Wilmar Valdez; el intendente de la capital uruguaya, Daniel Martínez; y el subsecretario nacional de Deportes de Uruguay, Alfredo Etchandy.

El Estadio Centenario es un importante hito del deporte del balón, pues allí se disputaron los partidos de la primera Copa Mundial, en 1930. Por ese motivo fue designado por la FIFA como Monumento Histórico del Fútbol Mundial en 1983. Según el sitio oficial del campo de juego, es la única construcción de su tipo que ostenta este título.

El IBBA, con sede en Montevideo, fue creado en 2014 para promocionar intercambios personalizados entre agentes económicos, políticos y culturales de las Américas y Eurasia. Con este fin, participa activamente en eventos internacionales como el Foro Económico de San Petersburgo (SPIEF).

Un gesto parecido al intercambio a través del césped del Estadio Centenario fueron las gestiones para la donación de un diamante de la fábrica Smolensk a la Oficina del Historiador de La Habana para ser colocado en el Capitolio de la capital cubana, el kilómetro cero de la Isla.

El nombre del Instituto homenajea al explorador y cartógrafo ruso Faddey Bellingshausen (1778-1852), quien al mando del buque Vostok descubrió la existencia de la Antártida en 1820. Asimismo al explorador danés al servicio de la marina rusa Vitus Bering (1681-1741), conocido por alcanzar la costa occidental de América del Norte.

También podría gustarte

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.