Coronavirus: los anti-vacunas podrían ser un problema para la pandemia

Así lo sugiere un estudio publicado en Nature.

Según un artículo científico publicado en Nature, un grupo pequeño pero muy activo de anti-vacunas podría significar un problema para la implementación de la vacuna contra COVID-19 una vez que esté lista.

Aunque la mayoría de la gente sin dudas está a favor de la implementación de vacunas, los grupos pequeños que se oponen son muy efectivos en sus campañas de comunicación.

Un equipo de la Universidad de Washington liderado por Neil Johnson comenzó a mapear, antes de que apareciera la pandemia, más de 1300 páginas de Facebook seguidas por alrededor de 85 millones de personas. 

Lo que descubrieron es que las páginas tienen menos seguidores pero son más numerosas que las pro-vacunas y son citadas más frecuentemente en discusiones en otras páginas de Facebook (como asociaciones de padres en escuelas que no tienen una postura tomada sobre el tema de la vacunación). 

Según Johnson, las páginas que defienden la vacunación están desconectadas del «principal campo de batallas» por la opinión pública, que es el de la emocionalidad. Haciendo proyecciones computacionales en base a las tendencias del pasado, el equipo llegó a la conclusión de que en diez años los grupos anti-vacunas podrían tener más views totales en las redes que los grupos pro-vacunas. 

Según dijo a Nature Heidi Larson, directora del Vaccine Confidence Project, «la comunidad pro-vacunas está básicamente apegándose a su narrativa y hablándose a sí misma, y no logra disputar las narrativas que están convenciendo a los indecisos».

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Abrir chat